¡Alerta! Los Volcanes Que Podrían Causar Desastres Este Año

Tras la trágica noticia del volcán de fuego en Guatemala que entró en erupción y causó desastres en todas las comunidades de Escuintla al causar más de 100 muertos, repasamos los volcanes a los cuales hay que vigilar.

Si estás pensando irte de vacaciones o dirigirte cerca de donde están ubicados estos volcanes, ten presente de que existe una gran posibilidad de que entren en actividad. Repasalos aquí.

Arrasó con todo

A view of the Fuego Volcano erupting, as seen from El Rodeo municipality, in Escuintla department, 45 km southwest of Guatemala City on on June 3, 2019
Foto de JOHAN ORDONEZ/AFP via Getty Images
Foto de JOHAN ORDONEZ/AFP via Getty Images

En Guatemala, al sur del país centroamericano ocurrió el desastre que acabó con la vida de un centenar de personas. El Volcán de Fuego sorprendió a todos el domingo 3 de junio y a medida que la lava avanzaba, el territorio fue cubierto con una inmensa nube de cenizas y de humo. Sumado a ello, la destrucción de la lava provocó una temperatura de más de 500 grados.

Complicaciones constantes

Smoke billows from the ashes in San Miguel Los Lotes, a village in Escuintla Department, about 35 km southwest of Guatemala City, on June 4, 2018, a day after the eruption of the Fuego Volcano
Foto de JOHAN ORDONEZ/AFP via Getty Images
Foto de JOHAN ORDONEZ/AFP via Getty Images

Días después de la gran tragedia que sacudió la zona, los vapores humeantes en el lugar del desastre natural seguían manifestándose. La temperatura en el área tras la erupción y posterior alud superó los 200 grados. La constante caída de lava, cenizas y rocas destruyeron las casas que estaban a kilómetros del volcán por su acción devastador.

Protocolo de rescate

afp_15u682-36380.jpg
Foto:Johan ORDONEZ / AFP.
Foto:Johan ORDONEZ / AFP.

Los rescatistas de la zona y autoridades brindaron 72 horas de servicio para palear el efecto del desastre natural, ayudar a los pueblos de la zona. Luego de esos tres días, suspendieron la búsqueda de los cuerpos y fue allí que los civiles tomaron las riendas para que, por sus propios medios, pudieran rescatar a familiares y amigos.

Apocalipsis

afp_15t708-83853.jpg
Foto: ORLANDO ESTRADA/AFP/Getty Images.
Foto: ORLANDO ESTRADA/AFP/Getty Images.

La situación en la que se encuentra la región es devastadora. Los paisajes que exhiben los alrededores del volcán son apocalípticos. Las tormentas y las altas temperaturas aún azotan la zona y esto provoca que la búsqueda de familiares se torne en una labor demasiado complicada y arriesgada para los civiles. Asimismo, cada día que pasa dificulta la supervivencia.

Más de 200 desaparecidos

afp_15t6uu-74882.jpg
Foto: JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images.
Foto: JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images.

Entre las toneladas de cenizas que ha dejado el volcán de fuego se podrían encontrar un centenar de personas que aún están perdidas. Son más de 200 personas que no han sido aún reunidas con sus familias y se teme lo peor. La seguridad en la zona está a cargo de la Policía Nacional Civil de Guatemala porque la actividad del volcán aún no ha acabado.

Actividad constante

afp_15t4jn-56558.jpg
Foto: JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images.
Foto: JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images.

Los resabios de la actividad volcánica siguen causando efectos al arrojar vapores y flujo piroclástico más de siete ocasiones por día. Esto provoca que se esté atento a la actividad del volcán ya que aún puede significar un problema para los sobrevivientes. Por más que la peor situación ya haya pasado, el volcán puede tener una repetición en su actividad.

Devastación

afp_15r8w4-37983.jpg
Foto: ORLANDO ESTRADA/AFP/Getty Images.
Foto: ORLANDO ESTRADA/AFP/Getty Images.

En un perímetro de más de 1,3 kilómetros del volcán quedó marcado su pase por los lahares que es el material ardiente, gases y piedras que desciende por las laderas del monte. De 40 metros de ancho y 5 metros de alto han provocado vibración y terror a su paso. Se detalló que días después de la abatida, “continúan descendiendo calientes, con olor a azufre y emanando vapor debido a su temperatura.

El Pacaya entró en erupción

mvd6595639-62889.jpg
Foto: JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images.
Foto: JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images.

A días de que se haya calmado el Volcán de Fuego, en Guatemala ya están actuando en contra de las grandes consecuencias que podría traer otro monte que ha entrado en actividad, el Pacaya. Se registró una alza en la actividad por las explosiones que alcanzan los 150 metros por sobre el cráter y generan grandes vibraciones en el techo de las viviendas.

Es oficial

mg_9974_1-60830.jpg
Foto: Phil Clarke Hill/In Pictures via Getty Images.
Foto: Phil Clarke Hill/In Pictures via Getty Images.

Las erupciones se escuchan a más de 10 kilómetros de distancia y el perímetro del volcán podría entrar en peligro en cuestión de días y hasta horas se advirtió desde el Instituto Nacional de Sismología Vulcanológica, Meteoroloógica e Hidrológica. El Pacaya se ubica a 35 kilómetros de la capital de Guatemala y suele ser uno de los puntos turísticos del país.

Popocatépetl

afp_yg4s8-86067.jpg
Foto: JOSE CASTANARES/AFP/Getty Images.
Foto: JOSE CASTANARES/AFP/Getty Images.

Son 70 kilómetros los que separan a Ciudad de México con la llamada “Montaña Humeante” el volcán más activo de todo el país de norte-américa. Desde el año 2005 y hasta la actualidad que este fenómeno no ha cesado con su actividad. Las consecuencias del efecto del mismo es una constante crecida en su cúpula de lava, explosiones y columnas de cenizas que alcanzan varios kilómetros de alto.

Monte Merapi

bm_05698937-41369.jpg
Foto: RIAU IMAGES / Barcroft Media via Getty Images.
Foto: RIAU IMAGES / Barcroft Media via Getty Images.

En Indonesia reside uno de los volcanes más peligrosos que existen sobre la tierra. El Monte Merapi, al sudoeste del país asiático, atraviesa por frecuentes erupciones y tierras altamente pobladas cerca suyo. Ello provocó cerca de 400 muertes en su erupción del 2010 que es la más letal que ha acontecido en el siglo corriente. Impactante.

Villarrica

afp_ux06l-95537.jpg
Foto: CHRISTIAN MIRANDA/AFP/Getty Images.
Foto: CHRISTIAN MIRANDA/AFP/Getty Images.

En Sudamérica podemos encontrar el Volcán Villarrica que está totalmente cubierto de nieve pero que es de los pocos del planeta con un lago de lava activo. Los registros en Chile, donde se encuentra el monte, se muestra activos desde noviembre de 2017 y ha aumentado desde entonces considerablemente su actividad sísmica. El magma líquido puede alcanzar los 150 metros de altura o más.

Kirishima

hkg4540637-11010.jpg
Foto: KAZUHIRO NOGI/AFP/Getty Images.
Foto: KAZUHIRO NOGI/AFP/Getty Images.

Este es uno de los volcanes menos conocidos del mundo y se ubica en Japón. El Kirishima forma parte de una cadena de volcanes que registran erupciones desde el año 742. En 2011, uno de los conos más grandes, el Shinmoedake, fue la más grande de los últimos 50 años y actualmente permanece en alerta. En la imagen se puede apreciar la inmensidad de este cono que en 2011 fue fotografiado con una gran columna de humo.

Oraefajokull

0497330-30812.jpg
Foto: SERENA/Gamma-Rapho via Getty Images.
Foto: SERENA/Gamma-Rapho via Getty Images.

Los humanos parecen haber enfurecido a este volcán cuando en 1362 comenzó a poblarse su alrededor. Está cubierto enteramente de hielo y su segundo despertar fue entre los años 1727 y 1728 cuando inundaciones masivas se provocaron por el deshielo de los lagos subglaciares en la montaña. Nuevamente, parece estar despertando por los temblores sísmicos que se acontecieron en agosto de 2017.

Kilauea

fissure8lavafountainaireal-91427.jpg
Foto: Don Smith/Getty Images.
Foto: Don Smith/Getty Images.

Tenemos que embarcarnos a Hawai si queremos apreciar de cerca al Kilauea que se ubica en la gran isla. Desde hace 35 años que este gigante no ha cesado en sus continuas actividades y parece ser que no se acabará pronto. Los flujos de lava que se pueden visualizar, en muchos casos llegan a tocar las orillas del océano. Peligroso en todo momento.

Toba

grose35556-32588.jpg
Foto: George Rose/Getty Images.
Foto: George Rose/Getty Images.

El Toba fue el causante de una de las super erupciones nunca antes registradas en la historia. Hace 74 mil años, desplegó toda su furia con violencia tan grande como para expulsar lava de tal manera que llevó a la Tierra a una edad de hielo que explican podría haber servido para la evolución de la raza humana. No sólo que erupción sino que podría ser causa de nuestra existencia.

Improbabilidad de otra catástrofe como tal

grose35516-94678.jpg
Foto: George Rose/Getty Images.
Foto: George Rose/Getty Images.

Dicho volcán quedó tan marcado en la historia que los expertos en la materia explican que es cuasi imposible que un hecho como tal vuelva a ser provocado. Aquella erupción del Toba fue la más grande en los últimos 25 millones de años de la tierra y hay pocas probabilidades de que ocurra una catástrofe de tal tipo a corto plazo a pesar del cambio climático.

¿Cómo se mide la peligrosidad?

22-Volcanes-18-15207.jpg
Foto: C.G. Newhall [Public domain] via Wikimedia Commons
Foto: C.G. Newhall [Public domain] via Wikimedia Commons

Para entender el efecto y la importancia del peligro de un volcán se tienen que tener en cuenta dos factores. El primero es el nivel de amenaza que tiene un volcán, que se puede medir por la actividad sísmica y de lava que registre. Y en segundo lugar, la cantidad de personas que estén expuestas al efecto. Ello es primordial para entender la vida de un volcán y sus consecuencias.

Sitios amenazados por los volcanes

hkg176493-26553.jpg
Foto: CECIL MORELLA/AFP/Getty Images.
Foto: CECIL MORELLA/AFP/Getty Images.

Tanto en Filipinas, Japón, México y Etiopía son cinco países en los cuales los volcanes podrían causar desastres naturales. Combinados, estas naciones representan más del 90% de la amenaza volcánica que posee el planeta tierra. El Monte Mayón o Pinatubo en FIlipinas, el Monte Fuji o Aso en Japón, el Monte de Colima o Xitle en México o Era Ale o Afdera en Etiopía son algunos de ellos.

Se puede abortar el peligro

Foto: Artur Widak/NurPhoto via Getty Images.
Foto: Artur Widak/NurPhoto via Getty Images.

Estos montes que entran en erupción no se genera de una hora a otra o de un día para otro. Los cambios de comportamiento en la naturaleza del volcán son notorios pero en muchas ocasiones no es prestado atención por el hombre. Aunque este “malestar volcánico” puede calmarse sin entrar en erupción por hechos naturales. Aunque siempre deberían ser vigilados desde cerca.