¡Conoce A Los Perkins: Los Séxtuples Que Están Increíblemente Grandes!

Imagina que no puedas tener hijos, y ¡terminar embarazada con seis bebés a la vez! Eso es exactamente lo que le sucedió a Lauren Perkins y su esposo David. En un principio, la pareja tuvo problemas para concebir, pero con la ayuda de la inseminación intrauterina, la vida de los Perkins cambió para siempre.

La familia de Texas, Estados Unidos, compartió su aventura en su propio blog para que puedas ver como la “Manada Perkins” avanzó hasta los seis años de edad. Conoce de qué se trata criar a seis niños de la misma edad al mismo tiempo.

Ellos Esperaban Tener Dos Hijos

Lauren Perkins tenía una clara idea de lo que quería para su vida cuando se casó con su marido, David. “Iba a tener dos niños, con dos o tres años de diferencia entre ellos, preferentemente un niño y una niña” explicó en la revista TODAY.

Ella añadió: “Creo que Dios se estaba riendo de mi, ´No tienes ni idea de lo que te está por pasar´“. Y de hecho, el plan de vida de Laura no funcionó como ella había querido.

Se Dirigieron a Un Especialista En Fertilidad

Lauren y su esposo David intentaron quedar embarazados durante 18 meses sin tener éxito. Para ese entonces, la pareja de Houston, Texas había decidido concretar una cita con un especialista en fertilidad. Se les presentaron diferentes planes que involucraban drogas e inyecciones, pero todo ello sobrepasó a la pareja.

Lo que decidieron fue tomarse un tiempo para decidir, y mientras tanto, embarcarse en un viaje con una misión que tenían en una iglesia de Nicaragua. En aquel instante, decidieron dejar sus problemas de esterilidad en un segundo plano.

No Querían Que Todos Se Enteraran

Durante el viaje, Lauren y David fueron consultados para que compartan sus luchas internas con el pequeño grupo de la iglesia. Pensando en que la información permanecería dentro del grupo, los Perkins compartieron sus temas de esterilidad. Poco sabían que uno de los miembros del grupo, compartió su historia en el diario local de Nicaragua porque quería que otros rezaran por ellos.

La noticia de su problema se expandió y colocó a los Perkins en una situación bastante incómoda.

Todos Rezaron Por Ellos

Más tarde aquella noche durante el servicio de la iglesia nicaragüense, en donde eran voluntarios, Lauren y David fueron llamados para que se presenten ante toda la congregación.

Un grupo de personas nos colocaron sus manos encima y rezaron por darnos fertilidad. Todos hablaban en español… era muy emotivo, y conmovedor, a pesar de la barrera del lenguaje” compartió Lauren con el Houston Moms Blog. Su amigo se disculpó, sin saber lo que sucedería, pero todo no acabó allí.

Un Pastor Le Comunicó a Laura Que Dios Tenía “Grandes Planes” Para Ella

Para el final de la aventura, todos fueron disculpados. Pero antes de que Lauren subiera el micro de vuelta a Texas, el pastor nicaragüense la apartó unos minutos. “Ella me dijo sabía que Dios tenía grandes planes para mi; ella no sabía de qué se trataba pero que iba a ser grande” escribió Lauren.

Lauren pensó que era extraño que el pastor le comentara una circunstancia tan seria, pero ella lo dejó pasar y no pensó tanto en ella hasta que retornó a Texas.

La Pareja No Tenía Fe En El Tratamiento De La Inseminación Intrauterina

Cuando retornaron a Texas, los Perkins decidieron intentar con la inseminación intrauterina, en el cual el esperma es colocado directamente en el útero para incrementar el número de esperma que llegan a las trompas de falopio. De aquella manera, habría un incremento de las chances de fertilización.

La inseminación intrauterina sólo resulta en embarazo en un 25%, por lo que Lauren no estaba convencida de que ello iba a funcionar. Ella pensó que debería buscar otras opciones una vez que el tratamiento fallara.

Sus Niveles Eran Muy Altos

Luego de la espera de dos semanas tras el procedimiento, Lauren y Davud recibieron la milagrosa noticia de que ¡ella estaba embarazada! En su primera rutina de control, las enfermeras notaron que los niveles de hormonas de Lauren estaban abominablemente altos.

Estas noticias preocuparon a Lauren. Los altos niveles de hormonas durante el embarazo podrían indicar algunas complicaciones. No sólo que el doctor podría haber calculado erróneamente su época de fertilidad, pero sino también que tenga un embarazo dificultoso por una anormalidad en la placenta.

Eran Buenas Noticias

Los altos niveles de hormonas también podrían ser un índice de nacimientos múltiples, lo cual era sorprendentemente el caso de Lauren. Ella y su esposo David quedaron emocionados por la noticias y por la posibilidad de que podrían llegar a tener mellizos o trillizos.

Después de todo, ellos habían intentado durante tanto tiempo quedar embarazados, que tener más de un niño era una absoluta bendición. A los pocos días, llegó el momento del ultrasonido donde se enteraron exactamente cuantos bebés estaba llevando Laura en su vientre.

Mucho Más De Lo Que Habían Pedido

Durante el ultrasonido, Lauren y David notaron que su doctor se mostraba extrañamente silencioso. Finalmente, Lauren le preguntó qué es lo que observaba. “Bueno, acabo de contar cinco” le contestó el doctor. ¡Ellos no lo podían creer! Pero su sorpresa no finalizó allí.

De repente, comentó el doctor, “¡Esperen, esperen, esperen!, ¡encontré al sexto!“. Los Perkins no estaban esperando para nada ese tipo de noticia. En ese punto, el doctor les proveyó de algunas opciones.

Nunca Fue Una Opción

Debido al limitado espacio que existe en la panza, el doctor le dio a David y Lauren la opción de una reducción selectiva. Podrían elegir abortar algunos de los fetos que se estaban desarrollando para darle a los otros una mejor chance para sobrevivir.

Pero para David y Lauren, esa nunca fue una opción. “Ver a tus seis bebés y ver sus latidos, que no tengan ningún tipo de problema. Ahí sabes que no tienes nada que elegir” expresó Lauren.

Una Situación Conmovedora

Lauren y David decidieron darle a los seis fetos la posibilidad de luchar, a pesar del gran desafío que tendrían de criar a seis bebés en una misma ocasión y siendo padres primerizos.Nuestros sentimientos variaban entre emocionados, conmocionados, y asustados, todos a la misma vez” escribió David Perkins en el blog de la pareja en aquel entonces.

Por fortuna, ellos tuvieron todo el apoyo de su familiares y amigos durante el recorrido. Previo a que los bebés llegaran, los Perkins se vieron inundados con pañales y prendas de ropa.

Ya Casi Llegaba El Momento

Justo en la semana 29, los doctores notaron que uno de los bebés no estaba del todo saludable. La presión en sangre de Lauren era peligrosamente baja. Ella fue derivada al hospital de inmediato. Esto ocurrió un viernes por la noche y los doctores intentaban que ella pariera a los bebés recién el lunes, cuando tendrían suficientes ayudantes para todo el procedimiento.

Afortunadamente, ello posibilitó el tiempo suficiente para que Lauren llegara a las 30 semanas de gestación, a la cual los doctores querían arribar desde un inicio.

Había Llegado El Día

El 23 de abril del 2012, Lauren dio a luz a sus seis bebés vía cesárea en el término de cuatro minutos. Habían seis enfermeras colocadas en línea para poder llevar a cada niño a la Unidad de Cuidados Intensivos Para Neonatos justo después de haber nacido.

A pesar de que Lauren no pudo tomar con sus brazos a ninguno de ellos, las enfermeras acercaron a cada uno de los bebés a Lauren y David a medida que dejaban la habitación de operaciones, para que Lauren pudiera tocar sus pequeños dedos de recién nacido.

Tres De Cada Uno

Lauren parió tres niños y tres niñas, todos pesaron alrededor de 500 gramos y 1 kg. Sus nombres: Andrew Noah, Benjamin Luke, Caroline Grace, Leah Michelle, Allison Kate y Levi Thomas.

Tras cuatro días, Allison fue la primera de las bebés en mostrarse lo suficientemente estable para ser acogida. “Y ese momento, cuando pude sostener a mi bebé, fue cuando me convertí en madre… de séxtuples” compartió Lauren con Houston Moms Blog.

Leah Necesitó De Cirugía

Mientras que los bebés estaban en la Unidad de Cuidados Intensivos Para Neonatos, las enfermeras le enseñaron a Lauren y a David a cambiarles sus diminutos pañales, tomarles la temperatura, limpiarle los ojos y boca. La mayoría de los bebés estaban creciendo de muy buena manera, a excepción de uno.

Leah estaba enferma, muy enferma. Sabíamos que ella ya lo estaba cuando nació, y que no podía estar en la panza durante mucho tiempo más” escribió Lauren en su blog personal. Leah tuvo que someterse a varias cirugías de manera muy temprana.

Dos Bebés Eran Especialmente Complicados De Controlar

Luego de un mes, Benjamin y Caroline fueron los primeros dos bebés en salir del hospital. Lauren y David quedaron aliviados de descubrir que podrían cuidar de dos de los bebés en su propia casa.

Con los otros cuatros bebés aún en el hospital, ¡David ya se confundía de nombres! Incluso con dos bebés, y David teniendo que volver al trabajo, ellos estaban agotados.

Todo Lo Posible Para Ayudar a Leah Michelle

Desafortunadamente, para su pequeña Leah, los doctores le descubrieron quistes en un costado del cerebro por una cirugía intestinal que ella había sufrido. Un escáner reveló que los quistes estaban tomando el lugar en donde debía estar el cerebro.

Sus habilidades motoras estaban comprometidas, como también su visión, escuchar y hablar que podían ser afectadas… estábamos decepcionados, pero creyendo que Dios se iba a enfocar en lo que debíamos hacer y darle el coraje a ella para que se desarrollara” escribió Lauren.

Su Comunidad Le Brindó Todo El Apoyo Que Necesitaron

Con todo lo sucedido, les tomó unos cinco meses para que los seis bebés compartieran un mismo techo. Leah fue la última en “graduarse de la Unidad de Cuidados Intensivos Para Neonatos“, como lo llama Lauren. En el día de su bienvenida a casa, el hospital ofreció una fiesta y los Perkins fueron entrevistados por The Today Show.

¡No puedo creer como nuestros amigos, familiares y vecinos se han comportado! Sólo han pasado un par de semanas y hemos tenido muchísima ayuda (?y comida!)” escribió Lauren.

Andrew Noah – 4 Meses de Edad

Andrew fue el primero en dejar la barriga. A los cuatro meses, era conocido como un coqueto ya que podía encarar a cualquier con sus sonrisas y miradas de reojo. No es de extrañar que sus padres le pusieran los apodos de “Charm” –Encantador– y “Andy Man“.

Andrew no tiene paciencia; pasa de la calma a la felicidad, a patear y gritar en cuestión de segundos” escribió Lauren, y agregó que era uno de los más fáciles de alimentar.

Andrew Noah – 6 Años de Edad

Para cuando tenía seis años, Andrew Noah era conocido como lo que Lauren llama “Goober“. Con todos los niños habiendo terminado el jardín de infantes, Lauren notó que Andrew era el que a menudo estaba en problemas.

A pesar de eso, se ha vuelto extremadamente extrovertido y hablador. “Recibo ´eres la mejor madre de todas´ casi a diario de él. Es el miembro más alto de la manada por cabeza, pero aún quiere que lo recojan y lo volteen como a los pequeños” escribió Lauren.

Benjamin Luke – 4 Meses de Edad

A los cuatro meses, Benjamin era el más gordito del grupo, con un peso de casi 6 kg. A la gente no le alcanzaba con ver sus mejillas rellenas, por lo cual fue apodado “Cheeks” –Mejillas– y “Big Poppa“.

Lauren notó que le gustaba competir con Andrew durante la alimentación, pero agregó: “Odia estar colocado boca abajo y se queja todo el tiempo, debido a esto, es el más complicado en que levante su cabeza y comience a arrastrarse“.

Benjamin Luke – 6 Años de Edad

Ben seguía encantando a las personas con su ternura a los seis años y prefiere llamarse “Benny Boy“.

También había estado usando mangas largas, pantalones cortos y sandalias durante los últimos tres años. “Es tan terco. Y mandón como puede ser. ¡Y sus hermanos lo escuchan! Dice que no quiere hacer nada cuando crezca, pero creo que será un jefe de algo” escribió Lauren.

Caroline Grace – 4 Meses de Edad

Para cuando cumplió cuatro meses, Caroline se había transformado en una “némesis” de su padre, escribió Lauren. Quizás sea por la forma en que podía dejar su marca, que es lo que le valió el apodo de “Gassy Girl“.

Todavía es delicada, pero puede sonar y eructar como un hombre… También tiene algunos pulmones fuertes. Casi siempre deja de llorar una vez que recibe atención” puntualizó Lauren en ese momento.

Caroline Grace – 6 Años de Edad

Seis años más tarde, Caroline había crecido como un hombre, a pesar de amar el color rosa. “No te atrevas a tratar de arreglar su cabello o hacerla usar un vestido” señaló Lauren.

Además de querer pasar tiempo cara a cara con su madre y ayudarla, Lauren puntualizó que Caroline también disfruta de colorear y leer. Lauren notó que Caroline es un poco complicada, y obstinada, lo que otros familiares creen que proviene de la propia Lauren.

Leah Michelle – 4 Meses de Edad

A los cuatro meses de edad, Leah todavía estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos Para Neonatos y David solía pasar de camino a casa desde el trabajo para verla. Lauren la veía los fines de semana. Lauren y David se referían cariñosamente a ella como “Leah Peah“.

En cuanto a su progreso en ese punto, Lauren señaló: “Le encanta su swing y su chupete y ser cargada. No está sonriendo ni arrullando, pero ha comenzado a hacer contacto visual“.

Leah Michelle – 6 Años de Edad

A los seis años, Leah Michelle se convirtió en una de las personas más felices que Lauren ha conocido y ama la música.

Desde la última vez que publiqué, la salud de Leah ha sido una montaña rusa. Hemos aprendido a manejar cosas nuevas para evitar algunas caídas.. sus hermanos también ayudan un poco en su cuidado ahora“, escribe Lauren. Leah está inscrita en una escuela diferente a la de sus hermanos, así como también terapias para satisfacer sus necesidades.

Allison Kate – 4 Meses de Edad

Allison fue la penúltima en llegar a casa porque tenía problemas para alimentarse. A los cuatro meses, Lauren señaló: “Su alimentación ha mejorado dramáticamente, pero todavía no es tan rápida como sus hermanos o come tanto“.

Aparte de eso, Allison, era conocida por sus grandes sonrisas y era una de las del grupo que siempre se movía. “Siempre dando vueltas, apareciendo de costado y pateándose sobre la almohada” señaló Lauren.

Allison Kate – 6 Años de Edad

Cuando cumplió seis años, Allison Kate se había convertido en lo que Lauren llama la “mamá del grupo“. “Ella sabe lo que debe hacerse, lo que se necesita hacer y hace todo lo posible para mantener a todos en línea” escribe Lauren.

Además de su personalidad tímida, Allison Kate es conocida como la perfeccionista de sus hermanos y también es la más femenina, pero como Caroline no le gusta que nadie le toque su cabello.

Levi Thomas – 4 Meses de Edad

Levi era el más pequeño del grupo a los cuatro meses. En ese entonces, pesaba poco más de 3 kilos. Parte de eso se debió a sus problemas digestivos, pero los médicos emitieron medicamentos que le ayudaron a comer y dormir mejor.

Está tan alerta y hace más expresiones faciales que todos los demás combinados… lucha contra su sueño como ningún otro, creo que es porque no quiere perderse nada” escribió Lauren.

Levi Thomas – 6 Años de Edad

Lauren señala que a los seis años, “Levi siempre ha sido independiente y se movió al ritmo de su propio tambor“. A Lauren le dijeron que Levi se hizo amigo del único niño en la escuela con el que nadie quería jugar.

Levi también ha demostrado su afinidad por aprender y hacer muchas preguntas. “Ya está dibujando mejor que yo y tiene la mejor letra de cualquier niño zurdo de 6 años que haya visto” escribió Lauren.