Estas Imágenes Te Sorprenderán… Parecen Deliciosas Comidas Pero No Lo Son…

Si hay un vicio al cual incurren millones de personas es cuando observan un alimento que les llama la atención y de inmediato le dan ganas de comer. Muchas personas hasta se pasan todo el día pensando en qué es lo que van a comer, o las preparaciones para el momento de la cena, o para el día posterior.

A todos ellos que viven alrededor de la comida, juntan familiares para deleitarse con banquetes o se reúnen con amigos para disfrutar de algún alimento, a todos ellos van dedicadas estas imágenes que de seguro le jugarán un truco a tu cabeza cuando las veas.

No… esas no son bananas

A todos los naturistas allá afuera o que tienen debilidad por este fruto llamado banana, plátano, banano y hasta cambur en algunos países debemos informarles que éste no es una especie nueva que se ha hallado en los últimos días sino que parecería serlo pero no lo es.

Relájense todos ustedes, no hay forma de pelar esto, es tan sólo una manguera de varios metros de color amarillo que de seguro habrá sido arrastrada por tierra pasada por agua y entonces lodo, y quedó manchada por el uso que le dieron. ¿Símil a un plátano maduro verdad?

¿Cheetos? ¡No! Espuma de poliestireno

Si llegas a ver estos cientos de objetos que se parecen demasiado a una nueva marca de Cheetos, debes saber que éstos no tienen gusto a queso ni mucho menos y te pedimos por favor que de inmediato los alejes de la cocina y del alcance de los niños que pueden interpretar como tantos otros adultos que sí lo son.

Lo que en realidad es, espuma de poliestireno. Para lo que sirve este material plástico espumado que deriva de poliestireno es para el sector de la construcción y del envase. Éste no se pudre ni se enmohece, ni tampoco se descompone… ni siquiera con los jugos gástricos internos del ser humano… ¡pero no lo pruebes!

¡No son confites!

Imagínate que estás en una fiesta, ya ha pasado la tanda de comidas y está por comenzar la de los postres pero tú tienes demasiadas ganas de algo dulce. De inmediato ves esta bolsa gigante con colores variados que está sobre la mesa. ¿Pensarías que son confites o algo similar no? Pero no lo es…

Lo que contiene esta bolsa es grava, lo que se puede reemplazar por tierra en los acuarios de cada casa para que el recipiente se vea más colorido. Lo que genera la grava en estos acuarios es que desinfectan el agua para que los peces no se intoxiquen, pero puede sí intoxicar a humanos si creen que son confites.

Creemos que no se puede comer la pelota de golf

Si lo miras desde el interior para afuera puedes creer que este esférico tiene salmón rosado dentro pero ya cuando observas el contorno amarillo sabes que algo anda mal. Porque claramente no es pescado sino una bola para practicar golf.

Esta bola está específicamente diseñada para dicho deporte y no debe pesar más de 45,93 gramos, como también su diámetro no podrá ser de más de 42,67 milímetros. Si bien estas pelotas pequeñas están sometidas a varias pruebas y regulaciones, no creemos que si llegas a tu casa luego de una salida con amigos te pongas a pensar ello o a evaluarla si tienes ganas de comer pescado.

Podrían servir para una buena broma

Sí que las apariencias engañan sino cómo es que no pensarás que la imagen a tu derecha es una salchicha envuelta en pan o masa para que puedas degustarla al mejor estilo estadounidense. Ya si te centras en la imagen de la izquierda te pondrías a pensar que las salchichas no suelen crecer de una planta… ¿no?

El usuario de Internet que le propició una gran broma a su amigo comenzó describiendo que había encontrado “salchicha de maíz en el mundo salvaje“. Todos podríamos caer en esta ingeniosa broma… tranquilamente podría ser una salchicha envuelta.

El sueño de Homero Simpson

Si te incitan a la casa de algún conocido e ingresas a una habitación con estas paredes… no te creemos si dices que por lo menos no intentas acercarte a uno de los lados y rasguñas un pedazo de ella para asegurarte de que no sea panceta o algún tipo de carne de cerdo.

Podría ser la casa ideal para el personaje ficticio y reconocido de Homero Simpson o de cualquiera de los otros millones de carnívoros sobre la faz de la tierra. Si tan sólo fuera verdad… sería mágico como ingresar al parque temático de Disney por primera vez.

Un trago de último momento

Tranquilamente podríamos culpar al marketing por realizar anuncios tan coloridos, llamativos y con tan buena vibra sobre líquidos para limpiar el piso. Nada de flores o de belleza, ¡es un simple limpiador de piso!

Aunque tampoco podríamos culparte en que pienses de que con él te podrías armar un gran trago como esos que ves en las películas y que son frutales. Si es que… tiene buen olor, el color puede hacerse pasar por una fruta, y lo viertes en un vaso y se ve de esta manera… e imagina si tienes sed… se ve definitivamente bien. ¡Por lo menos quedarás limpio por dentro!

Resina para instrumentos de cuerda

Todos aquellos que tengan como pasatiempo un instrumento musical o se dediquen a la música reconocerán a la resina en esta foto que se suele utilizar para la restauración, mantenimiento o reparación de artículos con cuerdas. Pero si no estás inmerso en el mundo de las artes y de la música, este accesorio puede resultarte tantas otras cosas…

Desde una gelatina que quizás acaba de preparar tu madre o abuela, hasta dulce de durazno o dulce de batata para que sea acompañado con un buen pedazo de queso, todo ello puede ser este rectángulo de resina que para nada bien le va a caer a tu estómago.

El color engaña como el líquido limpiador de piso

Nuevamente, las empresas intentan engañarnos y jugarnos una mala pasada con sus estrategias de marketing basadas en colores rimbombantes. Este especie de lápiz que se empuja y de él sobresale un elemento casi gomoso y de color violeta no es dulce de uva en barra, sino pegamento morado.

Los niños suelen llevarse todo lo llamativo a la boca, pero si le quitas la etiqueta a este pegamento lavable que se utiliza en la escuela y en forma de barra, hasta los adultos podrían utilizarlo para tratar de untarlo en sus panes o tostadas. Es un peligro.

¿Una pastilla?

Los adultos mayores en general y buena parte de los adultos del mundo ingieren pastillas por diferentes motivos ya sean arteriales, psicológicos o demás. Éstas tienen diferentes colores y formas y suelen colocarlas en un pastillero, aunque otros las pierden y se dispersan por su hogar.

Si vieras esto enfrente tuyo… ¿qué pensarías que es? Podrías pensar que es una pastilla dulce o hasta el remedio que tienes que tomar por el dolor de cabeza que hace días tienes y que el médico te recetó medicamento, pero no, es un pedazo de jabón para la lavadora…

Una gomita masticable…

Cuando eramos niños todos nosotros hemos ingerido estas gomitas masticables que eran realmente diminutas y del tamaño de una falange que tenían gustos frutales, venían envasadas en un paquete realmente pequeño y había de colores verdes, azules, amarillos y rojos, tal cual como esta.

Pero este objeto no es comestible y a pesar de que sea de un tamaño realmente pequeño, no es una gomita. Se trata de un amuleto de ámbar de más de 3.500 años. Es toda una reliquia de la historia y no queremos que te la confundas con un dulce.

Hasta a Winnie de Pooh lo tentaría

Parece un comercial de miel la cual puedes comprarla en tu mercado más cercano pero no es ello. No la puedes echar en tu té o regar en una tostada para comenzar tu día con una comida nutritiva.

Esto no es más que detergente para vaina para lavandería, es lo que le echas a la ropa sucia cuando estás a punto de colocar el lavarropas en modo funcionamiento. ¿Para qué hacer el líquido este gomoso muy similar a la miel con ese color tan llamativo? Hasta pareciera que es oro sólido que ha pasado a ser fundido.

¿Una nueva función en coches nuevos?

Los automóviles cuentan a cada año con más funciones que le provoca una vida más facilitada a sus dueños. Desde comodidades dentro del habitáculo hasta… ¿poder cargar chocolate líquido y servirlo cuando se te de la gana?

Bien pareciera que lo que este mecánico está destapando del motor del rodado es ese manjar de color oscuro que se coloca en tortas de postres o encima del helado para bañarlo con jarabe de chocolate, pero lo que en realidad es, grasa. Él es un especialista y ni se atrevería a probarlo, pero tú ahora que sabes que no es chocolate tampoco deberías.

¡Crema!

En otra situación engañosa que nuestro cerebro nos presenta es al ver a este albañil que de no ser por tener aquellos guantes de tela colocados, quizás nos hubiese hecho pensar que no es pasta para arreglar las grietas de esta pared y que queden lisas y parejas, sino que bien podría ser crema.

La crema es un ingrediente muy cotidiano a la hora de realizar un postre y si estás inmerso/a en el mundo de la cocina estamos seguros que has elaborado algún plato con ella. Hasta una espátula parecida es la que se utiliza al colocarla encima de tortas…

¡Hemos sido engañados!

Una nueva moda que se puede encontrar en los baños de muchos hogares es que se colocan como jabones para lavarse la mano unos artículos de diferentes formas y que representan en realidad otra cosa, como una fruta, una verdura o hasta algún chocolate.

Sí, por más extraño que parezca, hay empresas que se dedican a hacer jabones con formas de paletas de chocolates, de limones y demás. En este caso, eso es un jabón, no es un pan de queso o un simple pan que alguien podría haber ido a comprar a la panadería más cercana. ¡No te tientes!

El nuevo Push Pops

Hace algunos años existió una empresa de golosinas que encontró una manera ingeniosa de llevarle el dulce a cada uno de los niños. Se trató de Push Pops que tenían la forma de un marcador pero que era hueco en la parte de la base y era allí donde colocabas tu dedo.

La idea de esta invención era que podías llevar tu golosina –que tenía el gusto de un chupetín y de similar conformación– a todos lados y podías ingerirlo al meter tu dedo dentro del hueco y simplemente empujar hacia arriba para que sobresalga el caramelo. Pero esto era desodorante…

No es una hamburguesa

Foto de Hungry Happenings on Tablespoon.
Foto de Hungry Happenings on Tablespoon.

Ya a este punto estamos realmente sorprendidos por lo que nos pueden presentar en frente nuestro a la hora de alimentarnos. ¡Desconfiaremos de todo lo que nos propongan comer!

No son dos hamburguesas lo que está servido en este plato sino que lo de color marrón es helado de chocolate entre dos grandes galletas que han sido decoradas con chocolate para que simulen la forma del queso, lechuga, y hasta de la salsa de tomate. Estamos totalmente confundidos que ello no sea una hamburguesa… y además, con lo adictivas que son. ¡Por lo menos esto sí se puede comer!

¡Se come, pero no es lo que crees!

Foto de cupcake project.
Foto de cupcake project.

Lo primero que te puede venir a la mente es que esto es un perro caliente, una salchicha en pan, pero no. Podría quizás haber pensado que es una morcilla –una comida típica argentina– que se come a la hora de hacer parrilla o asado, pero tampoco proviene de allí ni es eso.

Se trata de un cupcake pequeña torta de postrerelleno pero que tiene una auténtica piel de salchicha y está rociada con ketchup falso de frambuesa y servido en una donut alargada, que tampoco es pan de manera que todo es dulce.

Juegan con lo dulce y lo salado

Foto de All recipies.
Foto de All recipies.

Otra de las modas que tiene como núcleo la misma idea malvada de colocar frutas o chocolates con forma de jabón en los baños es ésta de simular comidas que se catalogan saladas o dulces y que en realidad tengan un gusto totalmente contrario al que parece ser al momento de visualizarla.

Esta parece ser una pizza que recién acaba de ser traída por el repartidor, si se ve la caja y hasta hay un vino al costado para degustar la comida salada, pero no. Lo que en realidad es, es una torta de gusto dulce que simula ser una pizza.

¿Almejas?

Foto de cupcake project.
Foto de cupcake project.

Los amantes de la comida marina no querrán dejar pasar la oportunidad de comer almejas. A pesar de que son realmente caras en muchas partes del mundo, el sabor que tienen estas, el jugo que desprende cuando se sazona y lo bien que acompañan una comida o hacen de entrada las convierte en las favoritas de aquellos fanáticos de la comida de mar.

Aunque si a un amante de la comida marina le acercas esto, ya dudarán al oler que no son como las de mar, sino que tienen olor a dulce ya que son cupcakes. Es por ello que el tenedor puede desarmarlos de tal manera.