Este Sumidero En El Vecindario Reveló Una Sorpresa Enterrada

Al momento en que Albert Reitz se dirigió al exterior de su hogar para cortar el césped de su jardín, lo que menos esperaba era que el terreno en el que caminaba estuviera hueco por debajo.

Como resultó ser, Albert y el resto de los vecinos estaban viviendo encima de un sumidero. E incluso más sorprendente es a lo que llevaba este enorme hueco debajo de la tierra.

Simplemente Estaba Cortando El Césped

Se trataba de un día común y corriente como cualquier otro en la ciudad de Blackhawk en Dakota del Sur. El residente Albert Reitz estaba podando su césped como tantas otras veces lo había hecho. Pero una cuestión lo cambió todo.

Senior man mowing lawn
Foto de Universal Images Group via Getty Images.
Foto de Universal Images Group via Getty Images.

Este hombre experimentó una sensación rara debajo de sus pies. Luego, describiría la situación a un medio local, “Sentí que me succionaban y un poco de movimiento debajo mío“. El hombre de 56 años comenzó a deambular para intentar entender qué sucedía.

Justo a Tiempo

Cuando Albert comenzó a investigar la zona, a penas si podía creer lo que veía. ¡A pocos metros de donde estaba visualizó un enorme sumidero que había aparecido de la nada!

Él admitió sentir temor en ese instante. Y comentó, “Ni siquiera escuche cuando el terreno se hundió, simplemente se hizo“. Parte de su sorpresa podía estar vinculada al hecho de que él estaba podando el césped. Si la máquina no hubiese estado funcionando, quizás podría haber escuchado el colapso.

Corrió Hacia Los Vecinos

¿Qué es lo que se hace cuando tu propiedad colapsa y forma un pozo? La manera en la que actuó Albert es correr hacia las casas de sus vecinos. Él corrió hacia la puerta de entrada de John Trudo, que también había experimentado sensaciones inusuales.

John ya sospechaba de que existía una cuestión fuera de lo ordinario aquella mañana porque su grifo había dejado de funcionar. La historia de Albert era suficiente para convertirse en una situación de emergencia oficial. John llamó rápidamente al 9-1-1- Y como resultó ser, no fueron los únicos vecinos que quedaron afectados.

No Era El Único Sumidero

Cuando las autoridades arribaron al lugar, trasladaron a todas las personas a una zona segura. Esto significó que evaluaron el pozo y llevaron a quienes vivían allí hacia una distancia prudencial. Fue entonces que descubrieron que el sumidero en la casa de Albert no era el único.

Otro pozo apareció justo cruzando la calle. De inmediato, seis familias quedaron evacuadas. El número de personas se doblaría una vez que los expertos determinaron la causa de estos sumideros. Pero encontrar la razón del hecho no era cuestión de más oficiales, sino de personas expertas en cuevas.

Sorprendidos

Cuando el espeleólogo Adam Weaver escuchó sobre lo que había sucedido en el vecindario, se ofreció como voluntario para ayudar. Adam es parte del Paha Sapa Grotto, un subcapítulo de la Sociedad Nacional de Espeleología, también conocida como personas que estudian cuevas.

Adam, quien tiene un título Master en Administración de Recursos Naturales, ofreció intentar localizar lo que creía que se trataba un sumidero natural. Cuando llegó a la zona con su equipo, rápidamente descubrieron una gran sorpresa.

Un Gran Descubrimiento

Cuando Adam y el resto del equipo Paha Sapa Grotto se agacharon para ingresar al sumidero, se dieron cuenta de inmediato que no era lo que todos esperaban. ¡Se toparon con que el hueco llevaba a una mina de yeso abandonada!

Ésta era de más de 183 metros de largo y aún evidenciaba varios huecos de excavadoras y equipamiento de minería dentro. Adam le manifestó a la revista The Rapid City que, “Realmente nunca me imaginé al descender allí, que sería así de enorme“.

La Historia Completa

A pesar de que Adam sabía de que habían muchas minas de yeso en el área, nunca hubiese esperado que una de éstas estaría ubicada justo allí. Probablemente no contaba en los registros porque dicha mina tenía décadas de antigüedad.

La primera vez en que se excavó allí fue en los años 1920´, y se cerró tres décadas más tarde. Aún así, yacían elementos remanentes, como un carro de minería. También hallaron huesos, los cuales la esposa de Adam, una paleontóloga, confirmó que pertenecían a un becerro.

En Un Inicio Dudaron De Ingresar

Si bien Adam es el vice presidente de la Sociedad Nacional Espeleológica, estaba dudoso de continuar explorando una vez que descubrió que se trataba de una mina. Él le comunicó a Hagerty, “Realmente no trabajamos en minas. Exploramos cuevas“.

Otro miembro del Paha Sapa Grotto, Christopher Pelczarski, se hizo eco de su sentimiento en una entrevista con Radio SDPB. Christopher reveló, “Al tener experiencia viajando por debajo de la tierra, tenemos precaución al entrar, pero reconocemos que alguien debía hacerlo, y somos los expertos en ese área“.

Continuaron La Exploración

El equipo de Paha Sapa Grotto atravesó la mina de manera cuidadosa, desarrollando increíbles descubrimientos en su trayecto. Pudieron notar antiguas marcas de raíles que solían utilizarse cuando la mina estaba funcional.

Incluso los elementos naturales en la cueva mantenían cierto misterio. Christopher describió al toparse con madera que: “Era una sorpresa tal que lo que parecía un pedazo de madera, cuando te parabas en ésta se hacía papilla como pulpa de papel“.

Observaron Una Cuestión Inusual

Entre todos los hallazgos interesantes del equipo, se encontraron elementos que creían que estaban abandonados en la mina; como herramientas antiguas, restos de animales y madera deteriorada.

Fue luego que observaron una cuestión que provocó que los presentes frenaran su recorrido. Si bien había muchas zonas con las cuales distraerse en el suelo, la verdadera gema estaba acuñada en la parte superior de la mina. Adam comentó luego de aquel sorpresivo hallazgo: “He estado recorriendo cuevas por todos lados, y es la primera vez que me sucede esto“.

Un Coche Colgaba Del Techo

¡Para la gran sorpresa de los espeleólogos, un coche estaba colgando de una parte superior de la mina! Éste yacía entre dos rocas y parecía haber caído en el hueco desde la superficie. Christopher lo describió como que “salía la mitad de su carrocería desde la zona superior básicamente“.

Sin embargo, no se trataba de un coche de estos tiempos. ¡En verdad el vehículo era un Ford Crestline Sunliner de 1954! El equipo quedó sorprendido de toparse con un elemento como tal en la mina y comenzaron a especular sobre lo sucedido.

Considerando La Situación, Estaba En Buena Forma

Si se evalúa de manera regular, el coche parece que había salido de un basural. Le faltaban todas sus ventanas, la pintura estaba severamente dañada y estaba totalmente oxidado. Empero, Adam advirtió que “estaba de muy buena manera” debido a todo lo que había soportado.

Es cierto que el vehículo podría haber estado mucho más desecho. Puede que haya rodado entre varias rocas y acabó aplastado. Eso llevó al interrogante de ¿Qué es lo que exactamente sucedió con el automóvil?

El Ford No Se Dirigía a Ningún Lado

El equipo compuso dos posibilidades sobre cómo es que el coche Ford acabó allí abajo. La primera de ellas es que el automóvil cayó a la mina luego de que ésta haya sido cerrada porque se formaban pozos. La segunda de ellas es que había estado dentro todo ese tiempo.

Podría haber pertenecido a uno de los trabajadores y acabó atrapado en la mina. La historia original del coche Ford permanece siendo un misterio ya que Adam cree que probablemente nunca podrá ser extraído.

No Era El Único Coche

Hallar el Ford Crestline Sunliner de 1954 fue una gran sorpresa para todo el grupo. Adam le manifestó a Hagerty que la experiencia fue “increíble“. Empero, lo que más lo impactó fue el descubrimiento que se dio a posterior.

¡Como si un vehículo no fuera lo suficientemente impactante, el equipo se topó con otro! Adam confirmó que encontraron un camión dentro de la mina, y ¡agregó que era aún más antiguo que el primer coche! El camión estaba boca abajo en una zona muy poco accesible para fotografiar.

Mapeando La Mina

Por más increíbles que eran los hallazgos del grupo, ellos debían ponerse a trabajar para cumplir con el cometido por el cual habían bajado hasta allí: mapear la mina. Ellos midieron 700 metros de pasajes, y eso sólo contabilizó aquellos lugares a los cuales pudieron acceder.

Existía aún algunos túneles que habían colapsado o se habían inundado, por lo que no podían ser mapeados. ¡También encontraron un túnel ascendente de unos 12 metros de ancho! Y los techos tenían una dimensión de 4 a 9 metros de alto.

Completando Las Piezas De La Historia De La Mina

Si bien la investigación en la mina brindó algunas respuestas, aún restaba mucha información que se necesitaba para descubrir cómo había sucedido todo ello. Fue entonces que se inició la labor de Doug Huntrods, el encargado de las emergencias de Meade County, en donde se encuentra la ciudad de Blackhawk.

En una conferencia de prensa, Doug reveló que la Compañía de Yeso de Dakota era la dueña de la mina. Esto tiene sentido al considerar que el yeso es utilizado comúnmente para hacer varios elementos. Adicionalmente, ¡la revista Rapid City encontró en sus archivos que había cubierto la apertura de la Planta de Yeso de Dakota en el año 1910!

Las Familias Desplazadas

Por más fascinante que la mina de yeso sea, resultó ser un hallazgo agridulce para aquellas familias cuyas casas están bajo riesgo por cuestiones de seguridad. Un total de 12 familias fueron desplazadas debido a los sumideros, lo cual acumuló unos 30 a 35 individuos.

John Trudo, el vecino al cual Albert Reitz se dirigió cuando su jardín se desmoronó, expresó el interrogante que muchos vecinos ponderan, ¿Los desarrolladores de las casas sabían de ello y miraron hacia otro lado?

Las Aseguradoras No Se Hicieron Responsables

El interrogante de quién es responsable es especialmente crucial debido a que las compañías aseguradoras se rehúsan a cubrir el daño o pagar el costo total por la pérdida de la propiedad. Tanto John y Albert comentaron que eso le comunicaron sus empresas aseguradoras, quienes simplemente respondieron que sus pólizas no cubren pozos en la tierra.

A woman looks upset on the phone.
Foto de Nebraska Department of Education/Pixabay.
Foto de Nebraska Department of Education/Pixabay.

Como resultado de ello, algunas de las familias desplazadas tuvieron que volcarse a la página de Internet GoFundMe para intentar recaudar dinero para al menos llegar a fin de mes en esos tiempos.

Llevaron La Situación a Juicio

El condado de Meade County no hizo lo posible para tomar fondos de la Agencia Federal de Control de EmergenciasFEMA– para ayudar a las familias que ya no contaban con una casa. Empero, los residentes incluyeron a los oficiales del condado en su demanda judicial.

Foto de Wodicka/ullstein bild via Getty Images.
Foto de Wodicka/ullstein bild via Getty Images.

Esto se debe a que en los registros públicos del planeamiento de la ciudad de Meade County se señala la existencia de la mina cuando se aprobó el desarrollo inmobiliario. La demanda también apunta al estado, a los agentes inmobiliarios, los desarrolladores y a todos los que conocían el peligro de ello.

La Mina Está Cerca De La I-90

La mina no sólo significa un riesgo para todo el vecindario, sino que también para la ruta interestatal I-90. Como resultado de ello, los ingenieros debieron inspeccionar la ruta para asegurarse de que esté segura ante la amenaza de los pozos cercanos a ésta.

Bikers ride down I-90 in South Dakota.
Foto de Scott Olson/Getty Images.
Foto de Scott Olson/Getty Images.

Luego de inspeccionar unos 457 metros de la autovía, y 18 metros hacia las profundidades, los expertos confirmaron que la ruta es segura. Ya con la cuestión de la ruta resuelta, el condado puede centrar toda su atención en los residentes y en cómo es que decidirán actuar ante este descubrimiento.