Estos Hábitos Diarios Podrían Dañar Tu Hígado

Por ser el órgano más largo del cuerpo humano, el hígado almacena nutrientes y desarman las toxinas. Desafortunadamente, los casos de cáncer de hígado se han triplicado desde los años 80´. “Es un órgano que puedes deteriorar fácilmente si no le tienes cuidado” manifestó el Dr. Rohit Satoskar a WebMD, “y una vez que lo haces, es irreversible“.

Una de las razones por la cual el promedio de las enfermedades de hígado son tan altas es debido al desconocimiento de las personas que lo dañan con sus hábitos diarios. Si ingieres calmantes y suplementos de hierbas puedes llegar a lograr consecuencias negativas a largo plazo. Te revelamos algunos hábitos diarios que podrían dañar tu hígado, a continuación.

Comer Con Demasiada Sal

People pass salt shakers during an etiquette class.
Foto de JOEY MCLEISTER/Star Tribune via Getty Images.
Foto de JOEY MCLEISTER/Star Tribune via Getty Images.

La cantidad de sal recomendada para ingerir diariamente se encuentra entre los 2 mil y los 2.4 mil miligramos. Desafortunadamente, la mayoría de las personas ingieren mucho más que ello. El profesor clínico Kristen Roberts de la Universidad del Estado de Ohío, comenta que la mayoría de los estadounidenses consumen unos 5 mil mg de sal por jornada.

¿Cómo es que aquello afecta al hígado? Una dieta con excesos de sal crea retención de líquidos, lo cual lleva exceso de trabajo e inflamación en el hígado. Personas que mantienen condiciones pre-existentes en su hígado deberían de adherirse a una dieta baja en sodio. Para prevenirlo, ten cuidado con las comidas procesadas que usualmente utilizan la sal como conservante.

No Evites El Ejercicio

Three Spin Classes At Three Different Boston Gyms
Foto de Jonathan Wiggs/The Boston Globe via Getty Images.
Foto de Jonathan Wiggs/The Boston Globe via Getty Images.

El ejercicio no es exclusivamente para bajar de peso. También contribuye para que el cuerpo se desintoxique, lo cual aumenta la función de tu hígado. Durante un estudio del 2015 en Biomolecules, las ratas que corrían de manera frecuente presentaban pocos depósitos de grasa e inflamación en su hígado. El ejercicio hasta preserva la enfermedad de hígado graso en una persona que bebe de manera crónica.

Mucha más investigación se necesita para determinar qué tanto ejercicio se necesita. El estudio enfocado en el ejercicio aeróbico, también llamado “cardio“, el cual incluye correr, caminar y nadar. En general, intenta ejercitarte al menos dos o tres veces por semana.

Tomar Suplementos Con Extractos De Té Verde Puede Causar Daños

A shopper looks among health supplements at a drugstore.
Foto de Sean Gallup/Getty Images.
Foto de Sean Gallup/Getty Images.

Los suplementos dietéticos no son complicados de adquirir, pero pueden dañar tu hígado con el correr de los años. En el 2017, el Instituto Nacional De La Salud desarrolló un estudio que vinculaba el deterioro del hígado con suplementos dietéticos. Según la investigación, la pérdida de peso y los suplementos para musculatura son los de mayores riesgos.

Pero esos no fueron todos. Algunos suplementos que tienen como objetivo atacar la depresión, el rendimiento sexual, y los problemas digestivos, también presentan problemas. De todos los ingredientes, los dos más peligrosos fueron los esteroides anabólicos y, extrañamente, el extracto de té verde. Corrobora con tu doctor si tienes preocupaciones con tus suplementos actuales.

No Beber La Cantidad De Agua Suficiente

An Indian model drinks bottled drinking
Foto de DESHAKALYAN CHOWDHURY/AFP via Getty Images.
Foto de DESHAKALYAN CHOWDHURY/AFP via Getty Images.

El hígado procesa los desechos del cuerpo, y necesita de agua para eliminar las toxinas. Como resultado, la deshidratación puede poner en riesgo a tu hígado. “A medida que el hígado pierde hidratación, también pierde la reserva orgánica, o lo que utiliza para cuidar al resto del cuerpo“, explica el médico osteopático Michele Neil-Sherwood.

No solo que el agua contribuye con la función del hígado, sino que también limpia los tejidos tóxicos, esencialmente limpiando el órgano. Según liversupport.com, el mejor momento para beber agua es al despertar, previo a las comidas y a posterior de hacer ejercicio. Eso nutrirá tu hígado aún cuando posiblemente estés rumbo a la deshidratación.

Intenta No Inclinarte Una y Otra Vez Para Ingerir Calmantes

Tylenol
Foto de Brendan Smialowski/Getty Images.
Foto de Brendan Smialowski/Getty Images.

Durante años, los investigadores han advertido sobre tomar demasiados calmantes y el daño que le genera al hígado. El culpable es el acetaminofén, el cual también se encuentra en drogas como el Tylenol y la Aspirina. Cuando el acetaminofén se desintegra, produce un compuesto NAPQI, el cual es inofensivo hasta que interacciona con un compuesto en el hígado.

La Administración de Alimentos y Medicamentos recomienda mantenerse por debajo de los 325 mg por dosis. El máximo diario es de 4 mil mg, la misma cantidad que una píldora de Tylenol Strength Extra. Para mantenerse seguros, sigue las recomendaciones de cantidades. “Incluso una pequeña cantidad superior a la indicada puede causar daños en el hígado” anuncio la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Manténgase Alejado De Los Alimentos Con Alto Índice Glucémico Antes De Acostarse

A refrigerator is open at night.
Foto de Getty Images.
Foto de Getty Images.

Los alimentos con grandes cantidades de contenido glucémico son aquellos que contienen muchos carbohidratos, como el pan blanco y las papas. Su composición puede poner al hígado a toda marcha, pero especialmente por las noches. Según el Dr. George Kosmides, el hígado trabaja primordialmente por las noches, y dormir tras cenar dichas comidas puede forzarlo a que trabaje más duro.

Los alimentos que contienen aceites vegetales, como la margarina y la manteca, puede también producir este efecto. En lugar de ingerir cereal por las noches, elije frutas, vegetales o lácteos recomienda el Dr. Kosmides. En particular, la remolacha y la zanahoria pueden contribuir a que el hígado se fortalezca por las noches.

Haz De La Hora De Dormir Una Prioridad

insomnia
Foto de cottonbro/Pexels.
Foto de cottonbro/Pexels.

Todos tienen una noche complicada de vez en cuando. Pero si constantemente estás obteniendo menos de siete horas de sueño, tu hígado podría sufrir las consecuencias. Los investigadores del Baylor College of Medicine explican que la falta de sueño crónico crea sus propios genes. Estos genes interrumpen los ácidos que pueden provocar la función saludable del hígado.

El estudio, publicado en Cancer Cell, concluye que la función anormal del hígado puede promover el desarrollo de células tumorales. De manera preocupante, el 80% de los estadounidenses mantienen sueños interrumpidos regularmente. Recuerda que tu hígado trabaja primordialmente por las noches, por lo que haz de esas siete a nueve horas de sueño una prioridad.

Deshazte De Las Bebidas Azucaradas Cuando Sea Posible

A glass of coca cola sits next to a glass of orange lemonade.
Foto de Lukas Schulze/picture alliance via Getty Images.
Education Images/Universal Images Group via Getty Images

Sí, las bebidas azucaradas son deliciosas. Pero mientras más de estas ingieres, más podrías potencialmente dañar tu hígado. Durante un estudio del año 2015, investigadores vincularon el consumo de bebidas azucaradas a una alta posibilidad de enfermedad de hígado graso. Las bebidas dietéticas no tienen este efecto, manifiesta la investigación en el The Journal of Hepatology.

¿Qué tanto es ingerir mucho? Según la investigación de Pediatric Obesity, beber dos refrescos azucarados por día es peligroso para tu hígado. Reemplaza esos té helados dulces con té sin azúcares, y tu jugo con agua con infusiones de hierba.

Ingiere Más Frutas y Vegetales

UK - Food - Organic food as part of school meals
Foto de Gideon Mendel/Corbis via Getty Images.
Foto de Gideon Mendel/Corbis via Getty Images.

Por el bienestar de tu hígado, deberías querer ingerir más frutas y vegetales durante cada comida. Estos productos contienen altas cantidades de antioxidantes, lo cual son esenciales para la salud del hígado. En el año 2015, científicos vincularon el estrés oxidativo con un riesgo mayor de enfermedades del hígado. También recupera los antioxidantes naturales del hígado que son utilizados para desintoxicar los químicos.

Las comidas con altos niveles de antioxidantes son los arándanos, fresas, espinacas, frijoles verdes, alcachofas, remolachas y la col rizada. La investigación, publicada en el World Journal of Gastrointestinal Pharmacology and Therapeutics, también recomienda la cúrcuma y el té verde como una buena fuente de antioxidantes.

Llegó El Momento De Acabar Con El Estrés Crónico

In this photo illustration a woman appears to be stressed as...
Foto de Robin Utrecht/SOPA Images/LightRocket via Getty Images.
Foto de Robin Utrecht/SOPA Images/LightRocket via Getty Images.

El cuerpo y la mente están tan entrelazados que el estrés prolongado puede causar una enfermedad, incluyendo la del hígado. En el 2015, investigadores de la Universidad de Edimburgo descubrieron que aquellas personas que sufrían de estrés psicológico eran más propensas a exhibir la enfermedad del hígado graso. “El estrés psicológico” incluye ansiedad y depresión.

Cuando se detecta de manera tempranera, se llega a esta conclusión. Según el World Journal of Gastroenterology, el estrés incrementa la inflamación que podría llevar a la cirrosis. Si bien el estrés no es un hábito diario de por sí, no encontrarle una cura podría dañar tu hígado con el paso de los años.

Mantén Las Cantidades De Cafeína En Niveles Moderados

A woman drinks Starbucks coffee in a red cup.
Foto de Cem Ozdel/Anadolu Agency/Getty Images.
Foto de Cem Ozdel/Anadolu Agency/Getty Images.

Ya lo creas o no, los investigadores han demostrado que beber café puede prevenir enfermedades del hígado. En el 2016, la British Liver Trust examinó varios estudios y concluyó que el café podría proteger a las personas ante la enfermedad del hígado graso, cirrosis y el cáncer de hígado. En un estudio, beber dos o más tazas de café por día puede reducir el riesgo de cirrosis en un 66%.

Eso no quiere decir que deberías beber cafeína por demás. Los investigadores concuerdan que una ingesta moderada de café es todo lo que necesitas, lo cual la European Food Safety Autority define de tres a cinco tazas por día. ¡Sólo asegúrate que tu café no esté repleto de azúcar!

Ten Precaución Con Beber Demasiado

A visitor holds a glass while tasting at Madonna Estate.
Foto de Justin Sullivan/Getty Images.
Foto de Justin Sullivan/Getty Images.

Beber de manera crónica continúa siendo la mayor causa de enfermedad en el hígado. Según la Fundación Americana Del Hígado, el 15% de los bebedores empedernidos desarrollan cicatrización del hígado, un precursor de la enfermedad de hígado y el cáncer. Una vez que te topas con enfermedades como la cirrosis, tu único remedio es la de limitar tus bebidas.

Aunque sea un poco más, sería ´demasiado más´ para ti y puede generarte una inflamación constante en el hígado y sobre-exigencia” manifiesta el gastroenterólogo Dr. John Iskander. Si eres un adulto legal, sólo es seguro beber con moderación. Presta atención de no hacerlo por demás en las noches cuando sales a beber una copa.

No Demores Tu Visita Al Dentista

A dentist cleans a patient's teeth.
Foto de FRED TANNEAU/AFP via Getty Images.
Foto de FRED TANNEAU/AFP via Getty Images.

No concurrir a una visita al dentista puede llevar a consecuencias más directas que un hueco en una muela. Los investigadores sugieren que existe una conexión entre la salud dental y la enfermedad del hígado. En el 2015, científicos examinaron trece estudios que manifestaban que las enfermedades orales se presentaban en el 70% de los pacientes con cirrosis.

Se necesitan más investigaciones para clarificar el vinculo entre la enfermedad del hígado y la salubridad oral. A pesar de que los investigadores no entienden la relación, la inflamación en las encías y los dientes parecería afectar al hígado. Prioriza tus visitas al dentista porque aquello también ayudará a tu hígado.

El Fumar Perjudica Mucho Más Que a Tus Pulmones

Two people walk away from an ashtray.
Foto de Pedro Fiúza/NurPhoto via Getty Images.
Foto de Pedro Fiúza/NurPhoto via Getty Images.

Encender un cigarrillo no sólo afecta tus pulmones; también daña tu hígado. Según una investigación del año 2018 en el American Journal of Gastroenterology, fumar aumenta el riesgo de hígado graso en un 46%. Mientras más dominante sea dicho hábito, más alto es el riesgo.

Al igual que otros hábitos dañinos, fumar aumenta el estrés oxidativo. A medida que el hígado trabaja para eliminar las toxinas, esos químicos peligrosos destruyen las células saludables del hígado. Si estás en riesgo de contraer una enfermedad del hígado, deberías modificar este hábito rápidamente.

No Ignores Tu Colesterol

A man from the cholesterol foundation shows the result of a blood test for cholesterol screening.
Foto de Jaap Arriens/NurPhoto via Getty Images.
Foto de Jaap Arriens/NurPhoto via Getty Images.

Desafortunadamente, algunas dietas de occidente incluyen altos niveles de colesterol. Si estás ignorando que tanto comes, podrías tener riesgo de contraer enfermedades en el hígado. Específicamente, el LDL es el colesterol “malo” que provoca grasa alrededor del hígado, mientras que el HDL es del tipo saludable. Demasiado LDL podría provocar enfermedad del hígado, el cual, en caso, crearía más LDL.

A pesar que el hígado procesa normalmente el colesterol, si se almacena demasiado de éste, se podría acumular y crear el compuesto dañino NAFLD. A medida que tu hígado lucha para procesar el colesterol, produce más colesterol. Si ya posees colesterol alto, deberías monitorearlo para no generar un riesgo mayor de enfermedades.

La Razón Por La Cual Deberías Monitorear Tu Peso

A person stands on a scale to weigh himself.
Foto de Joan Slaking/Education Images/Universal Images Group via Getty Images.
Foto de Joan Slaking/Education Images/Universal Images Group via Getty Images.

A pesar de que algunas personas consideran al peso como un reflejo de su autoestima, los doctores lo observan como un predictor de la salud. Una consecuencia usualmente pasada por alto de la obesidad es desarrollar hígado graso (NAFLD). Recuerda que un peso “poco saludable” varía dependiendo de la persona.

El hígado graso basado en poseer mucho peso se distingue del que es causado por el exceso de bebidas. Pero según los doctores, provoca la misma cantidad de deterioro en el hígado, incluso en pacientes que nunca han bebido. Alimentarse de manera saludable y ejercitarse evitará esta enfermedad. Comunícate con tu doctor para saber tu rango de peso saludable.

Limita El Azúcar Mientras Sea Posible, Especialmente El Jarabe De Maíz

Junk Food Meal in Front of Television
Foto de Mark Peterson/Corbis via Getty Images.
Foto de Mark Peterson/Corbis via Getty Images.

Probablemente hayas escuchado el saludable consejo de “no ingieras mucho azúcar” previamente. Pero podrías no saber que ingerir azúcar por demás puede resultar en un problema. El peligro más grande son los altos niveles de fructuosa en el jarabe de maíz, otra denominación del 55% de azúcar de frutas y 45% glucosa. Según el Harvard Health Publishing, este químico provoca algunas complicaciones en el hígado.

El hígado es el único órgano que puede procesar grandes cantidades de jarabe de maíz de fructuosa, del que se almacena rápidamente en el hígado. Mediante un proceso llamado lipogénesis, el hígado crea células grasas, las cuales eventualmente se añaden para generar la enfermedad del hígado graso.

No Querrás Evitar Este Sencillo Paso Durante Tus Análisis Anual

Central Research Institute of Epidemiology in Moscow
Foto de Sergei Karpukhin / TASS via Getty Images.
Foto de Sergei Karpukhin / TASS via Getty Images.

Nuestra visita anual al doctor tiende a ser un análisis del colesterol, presión arterial y enfermedades del corazón, pero usualmente se evita una evaluación sencilla de la función del hígado. Tristemente, puedes desarrollar una enfermedad del hígado que no esté relacionada a malos hábitos y podrías no exhibir síntomas.

Sencillos análisis de ALT y AST pueden corroborar ciertas enzimas en el hígado. “Estas evaluaciones son partes de un panel de rutina químico y sencillamente son cubiertos por las aseguradoras, lo cual es un comienzo perfecto” comenta el doctor médico Elliot Tapper, un asistente a profesor de gastroenterología y especialista del hígado de la Universidad de Michigan.

Evita Ingerir Mucha Carne Roja

A steak of Argentine beef is put on the grill of a barbecue restaurant in Buenos Aires, Argentina, 08 November 2000.
Foto de MIGUEL MENDEZ/AFP via Getty Images
Foto de MIGUEL MENDEZ/AFP via Getty Images

No te preocupes, no somos veganos que secretamente queremos robarte el tocino y destruirlo. Con ello ya aclarado, deberías querer considerar cortar con tu tocino, hamburguesas y otros productos de carne. Un estudio de 2018 descubrió que ingerir grandes cantidades de carne roja y alimentos procesados pueden causar deterioro del hígado y resistencia a la insulina.

Cuando los participantes se alimentaron de buenas cantidades de carnes rojas o procesadas, obtuvieron un 50% de riesgo mayor de desarrollar grasas del hígado no alcohólicas (NAFLD). ¿Una solución sencilla? Modifica tu hamburguesa cotidiana por pollo, y pescado.

¿Estás Tomando Suficiente Vitamina B12?

A spilled bottle of vitamins B12 pills is displayed.
Foto de Justin Sullivan/Getty Images.
Foto de Justin Sullivan/Getty Images.

La vitamina B12 es esencial para la función del hígado. Ésta contribuye al flujo de bilis en el hígado y disminuye la probabilidad de enfermedad hepática y hepatitis. La dosis diaria recomendada de vitamina B12 es de 2,4 mcg. Algunas personas ingieren esta cantidad en alimentos como huevo, atún, bifes, queso, pollo y cerdo.

Si eliges una dieta vegetariana o vegana, pones en riesgo a la vitamina B12 y su deficiencia. Algunos cereales de desayuno y arroz marrón están fortificados con vitamina B12. Si te encuentras por debajo de los 50 años, podrías no necesitar un suplemento, pero comunícate con tu doctor si tienes alguna preocupación.