Graciosos y Sorprendentes Hechos Que Han Sucedido En La Playa

El sol, la arena y el agua… la playa es un lugar hermoso para disfrutar un precioso día ya sea en solitario o con una buena compañía. El único problema es, que la playa puede ser un poco como el Salvaje Oeste.

Cualquier situación puede acontecer cuando un grupo importante de personas se congrega y se propone relajar. Es extraño estar en la playa y no presenciar una situación polémica, cuestionable o fuera de lo común. Es por ello que hemos reunido algunas de las situaciones más bizarras, graciosas y sorprendentes que se han visto en estos lugares.

No solo en tus sueños

beach-pics-6-pack-made-of-sand

Cuando comienza el nuevo año, todos comienzan a trabajar hacia el cuerpo veraniego de sus sueños, utilizando el gimnasio y controlando sus dietas. Lamentablemente para muchos de nosotros, el cuerpo ideal de verano no siempre viene. ¡Pero no hay problema! La playa tiene una solución fácil y rápida para esto. ¿Por qué relajarse en la playa con una barriga cuando puedes obtener el cuerpo de sus sueños con un poco de arena y agua? ¡Este caballero acaba de darse el “six pack” de sus sueños!

Las bananas fueron una mala idea

Foto: Reproducción de offbeat.
Foto: Reproducción de offbeat.

Si llevas un ramo de bananas a la playa llena de monos, seguro que no la pasarás del todo bien. Los monos no son conocidos como animales que pidan gentilmente que le des comida y menos cuando saben que pueden arrebatártelo de inmediato. Esta mujer parece que se acababa de dar cuenta en el lío que se había metido al momento en el que se ve rodeada de estos animales.

Si hace un movimiento en falso, podría encontrarse cubierta de monos, algo que de seguro no deseas al estar al aire libre. Esperemos que todo haya salido bien para ella y que no haya necesitado una inyección contra la rabia.

No pudo contener su emoción

Foto: Reproducción de fugololo.
Foto: Reproducción de fugololo.

Este elefante bebé está o teniendo un día extremadamente bueno o exactamente todo lo contrario. Asumiremos que está teniendo un día de los buenos y que simplemente no pudo contener su emoción al llegar a la playa y por ende quiso enterrar su cara en la arena y en el agua. Para ser honestos, esta imagen te transmite relajación, especialmente si eres un elefante bebé.

Quizás es su primera vez en la playa y esta fue su reacción cuando experimentó una circunstancia totalmente nueva. Lo que sabemos es que luce adorable y es posiblemente una de las situaciones más tiernas que nunca más veremos en una playa.

El maestro de la playa

Foto: Reproducción de clickfun.
Foto: Reproducción de clickfun.

Esta sí que es una persona que sabe sobre estar en la playa. Mientras que todo el resto está luchando con sus toallas, sillas y sombrillas, este hombre está relajado y disfrutando del paisaje. No nos importa cuanto tiempo le ha demorado la arquitectura de este refugio porque estamos seguros de que lo vale en su totalidad. Puedes invitar a todos tus amigos y hasta a tu familia allí para que se rodeen del calor del fuego.

Si estás dispuesto a elaborar esto en la ciudad playera en la que vives, asegúrate que puedas legalmente desarrollarlo ya que en algunos lugares podrías tener problemas.

Cuando la ola golpea!

beach-pictures-wave-soda-cans

Esta mujer no tiene una, sino dos latas en la mano y aún así optó por caminar hacia las olas. Si has ido a la playa sabes que las olas son traidoras. En un abrir y cerrar de ojos, una ola agresiva golpea y te derriba. ¿No es ideal cuando tienes dos cervezas en tus manos, pero suponemos que esta joven está pasando un buen rato? La imagen realmente no puede confirmar esto.

Cuando no te llevas muy bien con el sol

Foto: Reproducción de dmcneary.
Foto: Reproducción de dmcneary.

Para muchas personas, el ir a la playa es sinónimo de relajarse bajo el sol y caminar hacia el agua pero no para esta persona. El exponerse a algunos rayos de sol no está en los planes de quien está debajo de todas estas mantas y que de seguro tiene temor a sufrir quemaduras. A pesar de admitir que se debe tener cierto respeto hacia el sol para no sufrir terribles consecuencias y quemarse, creemos que hay maneras menos drásticas para protegerse.

Nos preguntamos si se habrá mantenido arropada como una momia durante todo el día o le habrán quitado apenas un poco de toalla para que pueda visualizar el mar unos minutos. Apostamos a que debajo de todo ello hasta está cubierta de protector solar.

Siempre puedes ser más cuidadoso

Foto: Reproducción de wakefool
Foto: Reproducción de wakefool

Todos los que hemos concurrido a la playa sabemos que cuando estas allí, las personas pueden intentar robarte las sandalias. Nuestro amigo sólo intenta estar un paso por adelante de todo el resto e intentar conservar sus ojotas lo más seguras posibles. Antes de juzgarlo, puede que estas sandalias representen más que un simple calzado para su dueño, o quizás son un par de edición limitada.

Nos parece que la mejor manera, y también la más simple, para mantenerlas segura es no quitártelas en ningún momento pero cada uno decide lo mejor para si mismo. ¿Quién quiere utilizar sandalias en la playa?

¿Su casa es el océano?

Foto: Reproducción de jerkidiot.
Foto: Reproducción de jerkidiot.

Siempre hemos pensado que esos brazaletes en el tobillo se le colocaban a las personas que estaban bajo arresto y en prisión domiciliaria, de manera que no están posibilitados de abandonar su casa sin tener que enfrentar a la policía e ir a la cárcel directamente. Quizás sea una nueva moda en la que los jóvenes se quieren mostrar que están por encima de la ley.

Podría ser eso o quizás también que quisieron disfrutar de su último día juntos en la playa antes que bueno, ya saben, vuelvan a estar tras los barrotes. Ojalá lo hayan aprovechado porque parece que la tobillera del hombre ya no luce una luz verde sino roja…

A donde nos dirigimos no necesitamos caminos

Foto: Reproducción de markesmongu.
Foto: Reproducción de markesmongu.

Vamos a aventurarnos a decir que esta persona estaba conduciendo su camioneta en la playa y se vio envuelto en una marea que subió repentinamente. No nos podemos imaginar una circunstancia más dolorosa que ver a tu preciada camioneta ser tomada por el océano a medida que tú lo único que puedes hacer es observar.

Lo que pudo suceder es que este coche quede totalmente arruinado y esperemos que el hombre tenga un excelente seguro de automóviles. Teniendo en cuenta lo majestuosa que es esa imagen, quizás la pueda publicar en Craiglist y alguien pueda acabar comprándosela sólo por la belleza de la foto. Aunque lo que sucedió, de seguro está lejos de esta última opción.

Una gran vista desde la playa

Foto: Reproducción de Yoko8th.
Foto: Reproducción de Yoko8th.

¿Irías realmente a la playa si no fuese por el incendio masivo que se exhibía en el muelle? Estamos seguros de que esta situación fue inesperada para todos aquellos que disfrutaban de su día en la playa, como también un poco irónico considerando que todo ese incendio está justamente arriba del agua. Lo más interesante de esta imagen es que ni siquiera les importa o notan la dramática situación.

El primer instinto de reacción de la joven fue el de tomarse una fotografía de ella misma y el fuego por detrás con una cara de asombro. Podemos tomar este ejemplo como explicación de que nada interrumpe un perfecto día de playa.

Ten cuidado de lo que lees en público

Foto: Reproducción de raymichel.
Foto: Reproducción de raymichel.

Es siempre inteligente prestar atención a lo que lees cuando estás en público. Las personas tienden a observar lo que otras están leyendo mientras te encuentras en una parada de autobuses, en el tren, o hasta en la playa. Esta mujer debería haber corroborado la contra-tapa de su libro antes de posicionarlo al nivel de su cara.

Para su suerte, no es nada inapropiado, sólo una extrañeza que puedes ver cuando estas relajado en la playa. La manera en la que su brazo está posicionado no le resulta para nada favorable. Ella podría asustar a cualquier niño que se le cruce.

En problemas

Foto: Paul Bersebach/Orange County Register via Getty Images.
Foto: Paul Bersebach/Orange County Register via Getty Images.

Estamos seguros de que no hay nada más placentero que estar surfeando una ola, encontrarte a 6 metros de altura y dirigiéndote hacia la arena. Nos imaginamos que este hombre de seguro sabe surfear porque es difícil pensar que un amateur pueda lograr posicionarse tan arriba de la ola a pesar de que se lo proponga.

Pero bueno, por lo menos es una gran fotografía para publicar luego en Instagram ya que luce gracioso en los momentos previos de experimentar un dolor impresionante. Con suerte, un salvavidas lo pudo ver e irá nadando hacia él que mucha ayuda necesitará.

Esperemos que haya encontrado buena señal allí

Foto: Reproducción de jasonjulias.
Foto: Reproducción de jasonjulias.

El traer tu computadora a la playa es riesgoso por un sinfín de situaciones pero aún así no ha frenado a este hombre. No estamos seguros de que cuente con alguna red abierta de wi-fi allí pero sí que lo tiene todo bajo control. Además de contar con su ordenador, parece que está bien preparado para un exitoso día de trabajo en la playa.

Cuenta con un pack de 12 latas de Dr.Pepper, una lonchera, una mini heladera con hielo y otras cuestiones básicas para cuando estás en la playa. Deseamos que esté prestándole atención a una película que se centre en una playa como puede ser Buscando a Nemo o Verano Interminable para estar en sintonía con su vida.

El romance puede estar acabado

Foto: Reproducción de @heatherparady.
Foto: Reproducción de @heatherparady.

No hay manera de descifrar esta situación a ciencia exacta pero parece que lo retratado es una pareja discutiendo al mismo tiempo que se toman románticas fotografías en la playa. Estamos seguros que el fotógrafo debe estar riéndose a carcajadas detrás de su cámara y optó por continuar haciendo su trabajo a pesar del problema.

De todas maneras, no podemos culpar a la pareja, esta imagen vale muchísimo más allá de que estén o no discutiendo. Esperemos que hayan podido volver a ver esta fotografía juntos y echarse unas risas en vez de que estén viendo la razón por la cuál se separaron. ¡Les deseamos la mejor de las suertes!

¡Lo he conseguido!

Foto: Reproducción de dummystupid.
Foto: Reproducción de dummystupid.

El realizar piruetas acrobáticas en la playa es una costumbre pero deben tener cuidado aquellas personas que intenten realizar acciones que estén alejadas de su control. No tiene nada de malo el intentar realizarlas para probarte a ti mismo que puedes pero, al menos no lo intentes cuando la cámara está apuntando hacia ti.

Nos preguntamos qué es lo que realmente intentó hacer ya que por la forma patética en la que acabó no sabemos bien. Asumimos que intentó hacer un truco avanzado. Dejando de lado las bromas, esperemos que se encuentre bien. ¡Por lo menos aterrizó en la arena! Esta imagen hubiese sido totalmente diferente si lo hubiera intentado en la calle.

¿Me traerías un poco de leche?

Foto: Reproducción de hannabananaforscale.
Foto: Reproducción de hannabananaforscale.

Este bebé debería representar al espíritu de cada persona que se embarca en vacaciones. No recordamos el haber visto a alguien con tanta frescura, tranquilidad y estilo en una playa. Este niño luce tan relajado que parece haber nacido prácticamente en la arena. Todos deberíamos tomar nota de este bebé cuando se trata de tomarse un tiempo libre aunque seguro que su vida no es aún lo estresante posible.

Esta imagen debería ser conservada por la familia para siempre para demostrar de que su niño ha sido así de relajado desde el primer momento. Podría llegar a ser una gran foto de perfil para el día de mañana. ¡Salud pequeño !

Hola amigos caninos, soy una foca

Foto: Reproducción de FreshPrinceOfDenmark.
Foto: Reproducción de FreshPrinceOfDenmark.

La mayoría de los perros no podrán encontrarse con muchas otras razas de animales a lo largo de su vida, y definitivamente, un lobo marino está fuera de su alcance. Estos afortunados perros han sido probablemente de los pocos en poder interactuar cara a cara con una foca. Creemos que estos tres han pasado unos minutos de disfrute ya que se han visto videos de lobos marinos jugando con perros.

Estamos totalmente felices de que alguien haya podido tomar una fotografía de su reacción y en la cual ninguna de las dos especies sabe mucho de la otra. Hasta el perro más cauteloso que va por detrás comenzó a acelerar su paso para echarle un ojo.

¡Con los niños no!

Foto: Reproducción de mainstreetsteve.
Foto: Reproducción de mainstreetsteve.

Esta es la clara definición de una foto familiar que acaba mal. Hay variadas emociones que se retratan en esta imagen, desde la alegría plena hasta el miedo a lo desconocido. Considerando la sonrisa del padre, está claro que ni siquiera aún se ha dado cuenta de lo que está por suceder. Eso sí, su supuesta adorable foto familiar acabará en un desastre y posiblemente uno de ellos con la boca llena de arena.

Para mantenerse positivos, vamos a asumir que la madre pudo capturar en el aire a su bebé por la parte de sus pies milagrosamente y la familia sólo atravesó por una nerviosas risas luego de esta situación. Esta podría haber sido la última foto familiar hasta un futuro muy lejano.

¡Llévame a casa por favor!

Foto: Reproducción de quicksilver540.
Foto: Reproducción de quicksilver540.

Esta imagen es la prueba de que los gatos no se sienten cómodos alrededor del agua. La expresión en la cara del felino parece exhibir que su peor pesadilla se ha vuelto realidad al ver la increíble masa de agua a metros de él. Probablemente quiera alejarse corriendo pero también mantenerse lo más arriba posible para no acercarse al agua.

No podremos ayudar pero sí compadecernos con este pobre gato, aunque la fotografía hace que toda la situación valga la pena. Apostamos que la próxima vez que este gato salga de su casa estará implorando no estar dirigiéndose a la playa.

Compartiendo con los pueblerinos

Foto: Reproducción de FunAlive3.
Foto: Reproducción de FunAlive3.

La arena, el agua y unas pocas vacas también… ¿qué más necesitas? A diferencia de otros animales que hemos visto, estas vacas parecen estar totalmente acostumbradas a una vida de playa y se ven suficientemente relajadas como para mezclarse entre quienes vacacionan. No sabemos qué playa es la que tiene a vacas salvajes correteando por ahí pero es definitivamente a la que tenemos que conocer.

Nos preguntamos si les gusta refrescarse en el agua porque todos debemos tener la oportunidad de bañarnos con una vaca por lo menos una vez en nuestras vidas. Estos turistas deberían prestarle atención a su bolso con comida porque si bien estos animales parecen amigables, no rechazarían un buen sandwich.

Un caballo realmente disfrutando de su primer día de playa

Foto: Reproducción de raizzark.
Foto: Reproducción de raizzark.

Este es un animal que simplemente no sabe que hacer consigo mismo. Es similar al adorable elefante y parece que este caballo está totalmente desbordado por las emociones al ver la playa por primera vez. Probablemente sea una mezcla de sorpresa y confusión. Los caballos son generalmente animales muy inteligentes, por ende, se dan cuenta cuando están frente a una situación extraordinaria.

Esperamos que este caballo haya tenido la oportunidad de trotar frenéticamente alrededor del agua junto a sus compañeros. Quien sabe… quizás hasta haya sido contratado para darles un paseo romántico a las parejas de enamorados. Eso sí sería una gran vida.

¿Alguien me acompaña a nadar?

Foto: Reproducción de gaapyah.
Foto: Reproducción de gaapyah.

Si este cartel no te da ganas de saltar de inmediato al agua, no sabemos que función cumple. Tampoco estamos seguros de en qué país del mundo un cocodrilo en la playa puede ser un problema. Lo que sabemos es que, en realidad, nos mantendremos lo más alejados que sea posible de esta playa.

Las autoridades han dado un mensaje claro de que no quieren ver a nadie que ingrese en el agua. Aprobamos ello ya que algunas personas podrían ignorar por completo las advertencias pensando de que no es tan grave la situación. En adición, quien quiera que haya tomado esta fotografía tendría nada de miedo ya que un cocodrilo podría salir del agua y sorprenderlo desde la corta distancia que mantiene.