La Pareja Que Adoptó a Un Cachorro Desnutrido y Lo Vio Transformarse En Un Poderoso Perro

En ocasiones, el adoptar a un perro puede ser cuestión de la suerte. Es casi imposible saber lo que el animal ha atravesado previo a convertirlo en parte de tu familia. No siempre puedes saber si fue maltratado, ha vivido en la calle o ha tenido alguna experiencia inusual que pueda afectar su comportamiento.

Mientras que algunos refugios pueden ayudar con cuestiones como estas, es extraño que sepan todas las respuestas que le puedes plantear. Este fue el caso de Wulfgar el siberiano, un perro con un misterioso y complicado pasado. A su suerte, y para la pareja que lo adoptó, todo lo que necesitaba es un poco de amor y cuidado para poder experimentar una transformación increíble.

Encontraron un perro sin hogar

28 Trad Perro 1
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

En noviembre del 2015, un usuario de Imgur y su esposo escucharon sobre un perro siberiano malnutrido que había estado vagando por el vecindario. Ellos estaban intrigados por saber más de este animal y se aventuraron por la zona para verlo con sus propios ojos. Cuando finalmente entraron en contacto con el perro, estaba claro que necesitaba ayuda.

Él estaba muy asustado cuando las personas se le acercaban, pero especialmente la mujer de la pareja. En una publicación, la pareja escribió, “como pueden ver, él está en muy malas condiciones en esta foto (…) Noten los parches de pelo y las costillas visibles. También tiene una notoria cicatriz que recorre sus costillas…

Estaba severamente bajo de peso

28 Trad Perro 2
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

La pareja decidió que iban a adoptar al cachorro y que lo nombrarían Wulfgar. Ellos sabían que su próximo paso era llevarlo a la veterinaria de inmediato para ver qué debían hacer para ponerlo saludable.

Según la pareja, “un siberiano normal masculino, pesa entre unos 20 o 27 kilos, dependiendo la altura. Al pesarlo en la veterinaria, éste estaba por debajo de los 17 kilos. El veterinario supuso que en aquel caso debería llegar a los 22 o 25 kilos“.

Su piel era un problema aparte

28 Trad Perro 3
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

No sólo que Wulfgar estaba peligrosamente bajo de peso, sino que su pelaje estaba extremadamente dañado por su estadía en las calles. Los nuevos padres adoptivos de Wulfgar comentaron que “tenía sarna demodética. Los perros esquimales tienen dos abrigos, por lo que para que su piel esté tan roja, seca e irregular, tuvo que estar infectado durante bastante tiempo. Nuestro pobre muchacho probablemente sufrió durante meses“.

Su sistema inmune también estaba funcionando mal, por lo que Wulfgar necesitó antibióticos con prescripción y shampoo médico. Por suerte, no tenía gusanos o pulgas.

De camino a casa

28 Trad Perro 4
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Luego de un rápido análisis de la situación, llegó el momento en que la pareja llevara al animal a la casa y comenzara en período de transición a su nuevo hogar. Tan pronto como arribaron a la casa, ellos armaron un canil para que éste pudiera dormir dentro.

Ellos mencionaron que “él ingresó sin dificultades, lo que nos llevó a pensar que había sido entrenado previamente. No estamos seguros de lo que él pasó o de dónde proviene. No tenía chip -aunque no lo hubiésemos devuelto de ninguna manera-“.

Las teorías por las cuales habría terminado en la calle

28 Trad Perro 5
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

La pareja tenía un par de teorías por las cuales Wulfgar había podido acabar viviendo en la calle. Sin embargo, creían que él había escapado de un dueño abusivo y negligente, lo cual también explicaría la cicatriz. Además, su temor alrededor de los hombres también apoyaba esta teoría.

Tomó un tiempo para que Wulfgar se acostumbrara al nuevo panorama, y vivió las primeras noches llorando en el canil. Desafortunadamente, la pareja no podía dejarlo ingresar a su habitación por las noches por la sarna que tenía.

Vivía durmiendo

28 Trad Perro 6
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Durante sus primeros días en la casa, Wulfgar parecía no poder parar de descansar. No sólo que dormía en su canil, él podía tomar una siesta en cualquier lugar donde hubiese espacio para que él quepa.

La pareja pensó que esto era debido a que estaba exhausto por lo que había vivido y que recién en aquel tiempo podía dormir sin tener miedo. “En la actualidad, sólo duerme en su canil o con una manta acolchonada en la sala de estar” escribió la pareja.

Acostumbrándose a sus alrededores

28 Trad Perro 7
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Con el tiempo, Wulfgar pareció ponerse más y más a gusto con su nueva casa, al igual que con sus nuevos dueños. Él comenzó a notarlo y a apreciar los pequeños lujos que su nueva vida le daba.

Según sus dueños, “esta imagen es de una semana a posterior de llegar y él está observando un pedazo de comida que tengo en la mano, es la única manera de lograr que mire a la cámara“.

Su primera vez en un parque para perros

28 Trad Perro 8
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

A pesar de que sus dueños estaban dudosos en una primera instancia por muchas razones, ellos decidieron llevar a Wulfgar al parque para perros por primera vez –bajo supervisión, claro-. Ellos estaban muy preocupados por cómo iba a reaccionar hacia otros perros luego de haber estado en la calle y esperaban que no hiciera problemas.

En una situación cotidiana para los siberianos, él fue amistoso y jugó con otros perros. Esto fue de gran alivio para los dueños y una gran señal de que todo iba a encaminarse para bien.

¡Hasta se mojó todo!

28 Trad Perro 9
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Mientras Wulfgar estaba en el parque para perros, sucedió una situación muy tierna. ¡El perro cayó en un charco y poco le importó! Por suerte, su dueño fue lo suficientemente rápido como para tomarle una fotografía antes de que se sacudiera.

Esta era una conducta muy interesante para un perro que acababa de ser rescatado de la calle y en tan solo unas semanas reaccionaba así. El cuidado comenzaba a dar réditos en la vida de Wulfgar y sus dueños estaban ansiosos de cuál sería la próxima sorpresa.

Sólo era un perro sin preocupaciones

28 Trad Perro 10
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Cuando aún estaban en el parque para perros, su dueño continuó tomándole majestuosas fotografías a Wulfgar para documentar su increíble recuperación. Es hermoso ver a un perro que ha atravesado tanto y finalmente que disfrute un poco de una vida saludable y llena de amor.

Hasta entonces, quizás haya visto a perros sin preocupaciones dentro del parque para perros, pero ahora él era uno de ellos y no podía estar más contento. ¡Él estaba relajado, seguro y camino a una recuperación total!

Su interacción con otros perros

28 Trad Perro 11
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Los dueños de Wulfgar comentaron en esta imagen con él y otros perros sobre su conducta: “Él juega bastante con la mayoría de los otros perros, lo que demuestra que es amistoso. Hasta se ha encontrado con perros que son agresivos y le han ladrado. Él es bastante tranquilo como los siberianos en general, por lo que no les ladra en contestación. Sólo los mira como confundido“.

Esta es una increíble situación que se de dado todas las confrontaciones y peleas en las que podría haber estado involucrado mientras vivía en la calle. Demuestra que su espíritu no está dañado.

No todos los perros fueron amistosos con Wulfgar

28 Trad Perro 12
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Por supuesto, no importaba qué tan amistoso sea Wulfgar hacia otros perros, no todos los demás animales tenían reciprocidad en el cariño. De vez en cuando, Wulfgar se cruzó con otros perros que le demostraron que no querían ser su amigo.

En estos casos, la pareja escribió: “¡Este siberiano-labrador no era muy amistoso, por suerte, Wulfgar pareció no importarle!“. De seguro, Wulfgar se habría encontrado con perros mucho más intimidatorios y demás animales durante su estancia en las calles.

Conociendo a otros perros de la familia

28 Trad Perro 13
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Si bien Wulfgar habría vivido muchas situaciones cara a cara con otros perros en el parque, era el momento de que conociera a sus familiares políticos, también siberianos. Cuando se dio, él pareció tomar recaudo. Nota que tan doblada está su cola en la imagen.

Estaba claro que Wulfgar aún estaba traumatizado en algunas cuestiones por experiencias pasadas. Aún así, después de poco tiempo, Wulfgar hizo notar su intención de convertirse en amigo del otro perro siberiano.

Cambiando su color

28 Trad Perro 14
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

A medida que transcurrió el tiempo, el pelo de Wulfgar comenzó a llenar los huecos donde la piel irritada había quedado expuesta. El pelo creció y los dueños notaron que el color de todo el pelaje mutaba.

Su pelaje original había sido el de un rojo distintivo pero había comenzado a cambiar a una tonalidad de gris y hasta aparecía el color negro ante la exposición de luz. Entonces, no sólo emocionalmente, pero también físicamente, Wulfgar comenzó a verse como un perro totalmente diferente.

Un mes después

28 Trad Perro 15
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Poco después de un mes a posterior de que la pareja adoptara a Wulfgar, él realmente había cambiado rumbo a un perro diferente. No estaba ni cerca de ser tímido o asustadizo como cuando se habían encontrado por primera vez en su nuevo hogar.

También descubrió algunas de sus actividades preferidas, ¡una de ellas era pasear en el coche! Para entonces, había conseguido ganar peso aunque le faltaba para llegar a la meta en aquella cuestión.

Aún ama tomar siestas

28 Trad Perro 16
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Mientras que la pareja pensaba que el amor de Wulfgar por las siestas se debía a lo exhausto que podría estar pos sus experiencias previas a la adopción, rápidamente aprendieron que era simplemente parte de su personalidad.

La pareja escribió que “si existía algo en el mundo que Wulfgar amaba más que hacer amigos y pasear en auto, eso debían ser las siestas“. Si los perros se sienten amenazados, nunca expondrían su panza, por lo que ver a Wulfgar en esta posición significa que está feliz y en paz.

Es de los que observan

28 Trad Perro 17
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

A medida que el pelaje de Wulfgar comenzó a hacerse más grueso y comenzó a ganar aún más peso, sus dueños notaron lo mucho que le gustaba observar a otras personas. Ellos sostuvieron que “ama ir al patio trasero. Le gusta sentarse y observar lo que otras personas hacen en el vecindario. Cuando ellos caminan cerca de él, ladra. Nos gusta este aspecto protector, a pesar de que es mucho más exigente con los extraños“.

Es lindo pensar que Wulfgar solo está tratando de proteger a su amada familia.

En su propia historia

28 Trad Perro 18
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

En esta imagen, sus dueños comentaron “Podría comer parado como un perro normal pero… nah“. Este es simplemente Wulfgar haciendo de las suyas, lo que le resulte más cómodo. Podría parecer un gato, pero todos sabemos que está lejos de serlo.

Esta es sólo otra señal de que está llevando su vida de manera espléndida en su nuevo hogar y se siente lo suficientemente a gusto para hacer lo que quiera. A pesar de que esta parezca ser una manera interesante de ver a un perro comiendo, definitivamente hemos visto más extrañas.

Está en permanente cambio

28 Trad Perro 19
Foto de Strategically Placed Bananas.
Foto de Strategically Placed Bananas.

Con cada día que pasó, Wulfgar se transformó en un perro más y más saludable. Hasta en esta imagen, se ve la obvia mejora desde que fue adoptado de las calles. Allí, su pelaje está casi negro.

El dueño del can notó que “puedes realmente ver que su pelaje se volvió más oscuro por la foto. Estoy deseoso de que este sea tan sólo un pelaje para el invierno porque amaba su color rojizo de antes“. Sin que sea un hecho de gran importancia, lo que sí es vital que están felices y se recupera.

Es fanático de los pisos con baldosas

fab_4

Como tantos otros perros, Wulfgar ama enfriar un poco su cuerpo en los pisos de baldosas de la casa, especialmente luego de una larga caminata en el parque. En ocasiones, hasta no puede evitar que sus ojos se abran una vez acostado, como en esta imagen.

Seguramente se haya agotado bastante en el parque aquel día. Es bueno saber que está logrando hacer ejercicio, ¡que es lo que necesita un perro del tamaño de Wulfgar! ¡Sí que se ve como un perro alegre!