Los Coches y Camionetas Más Horripilantes Que Hayan Existido

La mayoría de los coches son obras de arte preciosas que son manejables y construidas para destacarse. Sus pinturas son perfectas, cuentan con interiores lujosos, sus motores son salidos del sueño de un mecánico.

Pero al igual que sucede con todo, algunas constructoras y diseñadores perdieron aquella senda. Realmente la perdieron. Algunos vehículos que podrían haberse visto sorprendentes acabaron luciendo terrible por el color o el estilo de la carcasa. En lugar de que las personas se volteen a verlos, éstas se disgustan y no sienten más que pena por ellos. Aquí te presentamos algunos de los coches y camionetas más horripilantes que se hayan ensamblado.

Chevrolet Chevette

Chevrolet Chevette
Andrew Stawicki/Toronto Star via Getty Images
Andrew Stawicki/Toronto Star via Getty Images

El Chevrolet Chevette era un coche subcompacto que se parecía a un ciervo desde sus luces frontales. Tenía la carcasa de una camioneta y era por demás horrible y poco impresionante.

Fue vendido en la década del 70´ y 80´ y alcanzó su pico de popularidad en 1979 y 1980, cuando vendió gran mayoría de sus modelos. Si bien contaba con el título como uno de los coches más pequeños que jamás haya ensamblado Chevrolet, también se hizo de uno de los más feos.

Renault Twingo

Renault Twingo
Robert Hradil/Getty Images
Robert Hradil/Getty Images

Presentado en el año 1992 por la automotriz francesa Renault, el Twingo es un coche de ciudad para cuatro pasajeros realmente pequeño. La forma y el tamaño del Twingo lo vuelve poco práctico para las personas más grandes o aquellos con una familia numerosa.

En adición a ser verdaderamente pequeño y con forma de bicho, el Twingo no tiene un rendimiento importante, con sólo 90 caballos de potencia en sus modelos estándar. El Twingo acaba de conseguir una actualización por parte de Renault al lanzar su tercera generación en el año 2019.

Nissan Juke

Nissan Juke
Sefa Karacan/Anadolu Agency/Getty Images
Sefa Karacan/Anadolu Agency/Getty Images

Un concepto más innovador fue creado y vendido por Nissan, el Juke es una SUV que se parece a una rana. Con el objetivo de parecer divertido a la hora de manejar, el Juke acabó transformándose en algo de lo cual los compradores se alejaron.

En el 2017, Nissan acabó con la distribución del Juke en los Estados Unidos y lo reemplazó con el Nissan Kicks. El Juke perduró sólo durante 7 años en los Estados Unidos y se vendió de mala manera.

Oldsmobile Bravada

Oldsmobile Bravada
Spencer Platt/Newsmakers
Spencer Platt/Newsmakers

Con la denominación en su modelo que significa “Brava“, cualquiera que conduzca una Oldsmobile Bravada cuando se lanzó al mercado debería ser valiente. La SUV era gruesa y estaba fuera de la alineación de los Oldsmobile.

A medida que las SUV crecían en sus ventas, Oldsmobile quiso colocar uno de sus modelos por encima de todos con el Oldsmobile Bravada. General Motors acabó al completo con la producción de ésta en el 2004, al citar que no producían rédito.

Oldsmobile Dynamic 88

Oldsmobile Dynamic 88
Sebastian Willnow/picture alliance via Getty Images
Sebastian Willnow/picture alliance via Getty Images

No tiene para nada características de dinámico el Oldsmobile Dynamic 88 por fuera de lo grande y feo que era su forma. El Dynamic, ensamblado por Oldsmobile, fue vendido durante 50 años con un lanzamiento que data en el año 1949.

Aún con tanto tiempo, el Dynamic mutó poco a lo largo de los años y se mantuvo estancado y obsoleto. Sin un conjunto de actualizaciones y sin ser impresionante para la vista, las ventas eventualmente se acabaron y el Dynamic fue discontinuado para el año 1999.

Pontiac Sunbird

Pontiac Sunbird
Instagram/@drive2russia
Instagram/@drive2russia

Un coche clásico de la década de los 90´, el Pontiac Sunbird se parecía al rostro de una persona con gesto de enojado, además de ser horripilante desde su parte delantera hacia atrás. El Pontiac Sunbird fue diseñado para el público en general y fue vendido como un coche para todos que acabaría siendo muy bien recibido.

Era sencillo de conducir, bastante accesible y contaba con poco consumo de combustible. Comparado con otros modelos populares de la misma década, el Sunbird era una buena opción para volcarse a un coche, sólo que era realmente feo.

Volvo 240

Volvo 240
Instagram/@henrikskjerve
Instagram/@henrikskjerve

Construido como un tanque y con la idea de que sobreviva mucho más que los coches de la actualidad, el Volvo 240 era un automóvil feo y muy popular en la década de los 90´.

Tenía la misma parte frontal al igual que otros coches populares de los 80´, era robusto, confiable, asequible, lo que lo convertía en algo ideal para los conductores primerizos o familias. Sin nada especial que mostrar, el 240 era sólo otro automóvil extraordinariamente feo del pasado.

Volkswagen Thing

Yellow VW Thing
Pinterest/12swimckg
Pinterest/12swimckg

Este coche era tan feo que simplemente lo llamaron “The Thing” –La Cosa-, en los Estados Unidos. La idea de este coche llegó de la mano de Kubelwagen, la cual era una constructora de vehículos militares alemana en la época de la Segunda Guerra Mundial.

Volkswagen quiso ensamblar un coche que fuera similar al Kubelwagen pero que pueda ser utilizado entre civiles. A pesar de que el vehículo fue caracterizador como un camión, debajo del capó, The Thing compartía varias partes del engranaje con un Volkswagen Beetle.

Trabant

blue Trabant
Sjoerd van der Wal/Getty Images
Sjoerd van der Wal/Getty Images

Un coche de los más comunes en el Este de Alemania desde la década del 50´ a los 90´, el Trabant, era un coche que lucía extraño y que marcó el colapso del bloque Este alemán.

A car most common in East Germany from the 1950s to the 1990s, the Trabant was a peculiar and odd-looking car that marked the collapse of the East German Bloc.

The car was made as cheaply as possible so that it could be mass-produced to accommodate a large percentage of the population. On the inside, it contained no tachometer and had no fuel door meaning that drivers had to pour gas from under the hood of the car.

Pontiac Fiero

Pontiac Fiero
National Motor Museum/Heritage Images via Getty Images
National Motor Museum/Heritage Images via Getty Images

El Pontiac Fiero aparece en el listado no sólo por lucir poco atractivo, pero también por ser inseguro y peligroso a la hora de ser conducido. No sólo que su denominación “Fiero” significa “Fuego” y “Salvaje“, pero el coche en sí era propenso a la combustión instantánea.

Inicialmente, cuando el coche se lanzó en el año 1983, se vendió de buena manera. No fue hasta que los consumidores observaron los crecientes números en reportes en donde el automóvil se prendía fuego, que el coche fue discontinuado.

Mercury Capri

Mercury Capri
Instagram/@hickshousevideos
Instagram/@hickshousevideos

Con tan sólo observar una foto o ver uno de estos coches que pasen por tu lado en la calle, puedes simplemente notar la razón por la cual el Mercury Capri logró un lugar en el listado de los coches más horripilantes.

El Mercury Capri fue vendido con la idea de ser un coche pony, pero en realidad se parecía a una camioneta. Inicialmente, este coche sólo se vendió en Australia, pero no fue hasta que años más tardes fue enviado a atravesar el océano y vendido en los Estados Unidos.

Cadillac Cimarron

Cadillac Cimarron
National Motor Museum/Heritage Images via Getty Images
National Motor Museum/Heritage Images via Getty Images

Considerado como un gran desastre dentro de la empresa, el Cadillac Cimarron es probablemente el coche del cual nadie se acuerda o saben de él. No contaba con nada especial y exhibía una carcasa espantosa que provocaba que los compradores se alejaran de él.

Previo a ser lanzado al público, los representantes de Cadillac confesaron que sabían que el coche iba a ser un fracaso comercial y llevarían a la empresa a una situación embarazosa, pero extrañamente de todas maneras, decidieron colocarlo a la venta.

Pontiac Aztek

. -- New Pontiac Aztek SUV
JERRY HOLT/Star Tribune via Getty Images
JERRY HOLT/Star Tribune via Getty Images

Elaborado junto a Buick Rendezvous, el Pontiac Aztek era un crossover que nunca debería de haber existido. General Motors fue presionado para lanzar un nuevo vehículo y en lugar de tomarse el tiempo de crear un coche verdaderamente único, decidieron optar por un vehículo crossover.

Los compradores acabaron devolviendo los modelos Aztek a General Motors en cuestión de meses después de ser lanzado debido a llamadas masivas por las fallas en su sistema de combustible.

Plymouth Signet

Plymouth Signet
Instagram/@hollywoodmostly
Instagram/@hollywoodmostly

El Plymouth Signet fue lanzado como parte de los Big Three y sí que era grande; grande y horroroso. Plymouth diseñó el coche para llevar a la marca a una posición económica mejor, ya que estaba en el límite de entrar en bancarrota.

Los diseñadores del Signet fueron a lo seguro con el diseño del coche porque las críticas que había recibido la compañía con sus modelos previos había sido dura. El Signet fue considerado un éxito y se vendió hasta que se discontinuó a fines de la década del 60´.

Geo Storm

Geo Storm
Instagram/@erdalcarwrap
Instagram/@erdalcarwrap

El Geo Storm fue considerado un coche deportivo que fue elaborado por Isuzu en la década del 90´. Denominado así luego de un magnífico fenómeno climático, el Geo Storm llegó al público con colores poco atractivos y una extraña forma de carcasa.

Uno de los errores más grandes era sus caballos de potencia. Para un coche que fue vendido como deportivo, el Geo Storm contaba con una velocidad máxima de 174 kilómetros por hora. También apodado “Vagón“, el Geo Storm fue finalmente discontinuado en 1993 luego de sólo tres años.

Buick Electra

Buick Electra
National Motor Museum/Heritage Images via Getty Images
National Motor Museum/Heritage Images via Getty Images

Un vehículo de tamaño regular vendido por Buick entre las décadas del 50´ y 60´, el Electra se parecía más a una tabla de surf de metal con neumáticos que un coche respetable.

A pesar de su nombre, catalogado y vendido como un coche de lujo, y no tenía nada que ofrecer en cuestiones de lujo o rendimiento. Como si ello no fuese poco, el vehículo era complicado de manejar y de estacionar ya que se extendía en 5.5 metros de la parte delantera a trasera.

Chevrolet Malibu

malibu
Wikimedia Commons/Bull-Doser
Wikimedia Commons/Bull-Doser

Denominado como uno de los destinos playeros más acudidos, el Chevrolet Malibu en la década de los 90´ no era nada como unas vacaciones. No contaba con nada especial o fascinante a la hora de conducirlo, y no tenía ninguna característica que lo destacara por sobre su competencia.

La parte trasera del Malibu simulaba ser como dos perros calientes que estaban de lado en el frente del coche y muy similar al Chevrolet Impala. Los modelos más nuevos, y refinados, del Chevrolet Malibu fueron vendidos desde los 90´, pero también fueron horrorosos.

Ford Escort ZX2

Ford Escort ZX2
Instagram/@all_cars_spotting
Instagram/@all_cars_spotting

No es un coche por el cual quisieras estar escoltado, el Ford Escort ZX2 era una coupe de dos puertas que se vendió a final de la década de los 90´. Al igual que otros coches populares de aquel entonces, el ZX2 era redondo y contaba con dos focos que parecían ojos de bichos.

El Escort no se vendió para nada bien en los Estados Unidos. Sin embargo, para el 2018, un nuevo modelo de Ford Escort se presentó en el Auto Show Internacional en Japón. Ford no tiene planeado re-lanzar el nuevo Escort en los Estados Unidos.

Citroën BX

Citroën BX
Instagram/@emi16v
Instagram/@emi16v

El coche que fue diseñado a fines de la década del 80´, el Citroen BX, un coche feo que fue increíblemente popular en Europa. El modelo BX reemplazó al Citroen GS que fue mucho más aceptado que el BX.

Los diseñadores del BX se inspiraron de los modelos de Volvo y el motor estaba basado en el Peugeot 405. Como si la apariencia no fuera lo suficientemente horrible, el coche era liviano y contaba con una suspensión hidráulica, por lo cual ocasionaba varios saltos al conducirlo.

Saturn SC (3 Puertas)

Saturn SC
Instagram/@sammythesaturn
Instagram/@sammythesaturn

Considerado como uno de los coches coupé de tres puertas, el Saturn SC se pensaba que fuera extraño y exótico, y acabó siendo horroroso e invendible.

La idea de que cuente con tres puertas llegó de la mano de los propios conductores que querían tener acceso a la parte trasera sin tener que gatear por el asiento del acompañante en la delantera. A pesar de que el coche no fue positivo para General Motors, el SC no contaba con una etiqueta que indicara quién lo había elaborado.