Top 20: Adorables niños con mascotas que te derretirán el corazón

Hay una conexión especial que se forma entre un niño y su mascota en su hogar. Cuando se cría a un niño y a una mascota al mismo tiempo, ellos compartirán un amor y respeto por el otro que es difícil de ignorar al acurrucarse durante la siesta, explorar y jugar juntos.

Estas relaciones entre los niños y sus mascotas prueban que sus amigos de cuatro patas no son solo parte de la familia sino que influirán en ellos mismos y en su crecimiento. Prepárate para que se te derrita el corazón con estas increíbles relaciones entre las mascotas y sus pequeños dueños.

Una cama un poco diferente

Inclusive las mascotas más grandes pueden forjar una increíble relación con los niños de la familia. Obviamente, esta fotografía fue armada pero a pesar de ello, el perro se ve totalmente tranquilo ante el bebé que duerme en su lomo. En ocasiones, son los perros más grandes quienes son los más protectores de las personas más frágiles de la familia. Esto nos hace querer adoptar a los perros más grandes y tiernos del mundo para abrir una guardería en donde ambos se relacionen.

El empujón más dulce

Los psicólogos de animales creen que cuando un gato le ronronea a su dueño, es una señal de que lo están eligiendo. Es la forma que tiene el felino de decir: “Eres mío“. Pequeños momentos dulces como estos nos recuerdan a que inclusive los gatos más ariscos tienen su manera de hacer sentir seguros y amados a los niños de la familia. Nuestras mascotas nos ofrecen confort, alegría y nos recuerdan que incluso hay mucho más en la vida que atender exclusivamente nuestras necesidades. Tu mascota interactúa con los miembros de la familia así?

Tengo que PUG-teger a mi hermano bebe

No estamos seguros si este adorable perro estaba en búsqueda de un lugar confortable para tomar una siesta o protegiendo a su pequeño hermano humano del peligro. Muchos animales entablan una relación con el bebé incluso desde antes de que el mismo nazca al ronronear cerca de la panza de su madre durante el embarazo y siendo más cercanos aún luego de su nacimiento. Es sorprendente ver a los perros incluir al bebé a su manada. Esta es la forma de que una relación se mantenga en el tiempo.

Compartiendo un momento tierno entre amigos

La imitación es un aspecto muy importante de la relación entre un bebé y una mascota. Nuestros animales tienden a ser bobalicones en su manera de entrar en contacto con el mundo. Los niños se asemejan mucho a nuestras mascotas a la hora de actuar, están constantemente descubriendo el mundo y buscando nuevos retos. Es cuando se mimetizan que descubrimos la real y especial conexión que mantiene la mascota con el niño. Nos alegra ver a nuestro animal intentando relacionarse con nuestros niños y queriendo ser parte de sus vidas cuando aún son muy pequeños.

Asegurándose que el bebé esté cómodo todo el tiempo

Un perro grande es el lugar perfecto para que un niño descanse. Cuando el bebé se parapetó contra el inmenso perro, éste se dejó llevar. Hay muchas señales que nos demostrarán si nuestra mascota realmente entiende lo que significa compartir un momento. La única pregunta para esta pareja es: “Qué estaban viendo en la tele que ambos se ven tan concentrados?

El bebé y su amigo el gigante

Cuando vemos imágenes de un bebé y un perro como este sólo dos palabras se nos vienen a la mente, gentil gigante. Obviamente este perro está interesado en prestarle atención a lo que está detrás de su amigo bebé. En oposición, el niño tiene su mirada perdida ante la enorme majestuosidad de su compañero. Tomará años para que el niño esté cabeza a cabeza con este perro. De momento, creemos que este gentil protector cuidará del miembro más nuevo de la familia. Esto nos hace querer adoptar un perro gigante!

El pequeño abraza al gato de la familia

Los gatos pueden ser criaturas caprichosas. Sin embargo, cuando un niño quiere abrazar a un gatito, ellos generalmente permiten que suceda. Esta niña y su mascota nos demuestran que los animales ocupan gran parte de nuestra vida. Ambos se ven increíblemente contentos mientras comparten un momento juntos. Para un joven, no hay algo mejor que compartir con su amigo de cuatro patas. Además, estudios revelan que las mascotas ayudan a los niños a evitar el asma en su vida adulta.

Dame una siesta de perro

Esto no sucedió como se esperaba. En lugar de que el niño esté descansando sobre el perro, su gran compañero lo está usando de almohada. Este pequeño bebé parece no molestarle que su amigo perruno lo utilice de esta manera. El perro seguramente estará dándole calor en esta escena que hemos visto en innumerables ocasiones. Nos preguntamos si cambiarán de posición durante la siesta para que ambos estén igual de cómodos. De cualquier manera, se ven super adorables.

Comiendo y limpiando al mismo tiempo

Los niños pueden tener actitudes que nos provoquen un dolor de cabeza. Esta niña ha derramado toda su leche y notó que sus tres familiares felinos estaban felices de ayudarla a limpiar el desastre. Ella rápidamente se unió a beber de la leche derramada. Parece cierto el dicho que expresa “no hay necesidad de llorar por la leche derramada“, en especial cuando se tiene un grupo de gatos que te ayudan. Sí nos preguntamos, cuanto tiempo la habrán dejado sus padres hacerlo antes de limpiar todo el caos.

Jugando con su amigo peludo

Un niño y su mascota pueden realmente formar un dúo dinámico si se lo proponen. Ya sea jugando en el jardín o dentro de la casa, encontrarán maneras interesantes de pasar el tiempo juntos. Este joven ha descubierto el amor que le tiene su perro al agua y el de cuatro patas está deseando ser rociado para tomar un poco de ella. Inclusive cuando estas fotos son armadas por un fotógrafo profesional, nos hace recordar que nuestras mascotas sólo quieren ser amadas y recibir ello a cambio. Nos preguntamos si este perro habrá hecho un desastre en caso de saltar a la bañera para refrescarse.

Refrescándose en un día caluroso

No son solo los niños a quienes les gusta jugar con los rociadores. Nuestros amigos de cuatro patas también necesitan refrescarse cuando hace calor. El niño y su mascota compartieron unas salpicaduras y de unos sorbos de agua de la manguera. Los niños son de muchas maneras como nuestras mascotas, siempre tratando de jugar con lo que tengan a su alcance en el jardín. Una vez más vemos la mimetización entre el niño y el animal, esa que nos hace sonreír por demostrarnos la única y cariñosa relación que tienen.

El gato más paciente del mundo

Cuando pones a un gato en un columpio junto a un niño y la mascota se queda totalmente dormida, sabes que hay una gran confianza en dicha relación. Además, este niño hace un trabajo estupendo en mantener a su amigo entre sus brazos al mecerse. Cuando se forma un vínculo así, es increíble lo que están dispuestos a hacer por el otro. Posiblemente el felino haya huido y escondido luego de esta fotografía pero en ese segundo pudieron disfrutar de un momento adorable y pacífico juntos.

Lo soporta porque es su familia

22.-Mascotas-y-Bebes-13.jpg

Parece indescifrable la mirada en el rostro que tiene el gato y no sabemos que pensar. Por un lado, no parece totalmente plácido con la situación. Pero por otro lado, no está luchando por ser liberado de las garras de la adorable niña. Sin dudas es ella quien está disfrutando de tener entre sus manos a su peludo amigo. La actitud de este felino es destacable cuando hay niños alrededor que le quieren demostrar su cariño. La imagen en blanco y negro le agrega un toque de elegancia a la escena.

Objetivo: Mantener caliente al bebé

Los mejores abrazos del mundo vienen con forma peluda. Este gato y su amigo bebé parecen haber compartido tanto que se han desmayado del cansancio. Ninguno de los dos tiene cara de incómodo, seguramente porque habrán forjado una relación desde sus inicios. Incluso el gato parece estar ronroneando contra la cara de su compañero para marcarlo como suyo. Son momentos como estos que nos hacen desear que todos los bebés puedan tener un familiar felino.

Están los dos agotados

Los juegos entre un bebé y un gato pueden durar horas. Eventualmente, ambos se cansarán y obtendremos esta imagen. Al suceder ello es posible que se acurruquen juntos y disfruten de una siesta gato-bebé. Este par demuestra que las mejores siestas se dan entre un peludo gato y un adorable bebé. Si tienes la chance de criar a un animal y a un bebé en simultáneo, hazlo. Es una manera genial de enseñarles respeto por el otro y brindarle un amigo con quien relacionarse.

Mira a estos adorables tontuelos!

22.-Mascotas-y-Bebes-14.jpg

Quién logrará dar el primer beso? Amamos cuando un bebé y un perro demuestran su perfil bobalicón y juguetón. Esta pareja parece definitivamente entenderse y llevarse de maravilla. El perro está por empaparle la cara de un lenguetazo al bebé o éste está a punto de mordisquearle la nariz. Cual fuere el resultado, este par prueba una vez más que los niños y sus mascotas mantienen una relación especial que crecerá con el paso del tiempo y el conocimiento entre ambos.

Lo quería llevar de paseo

Cuando se tiene un perro hay muchas obligaciones. Alimentarlo, mantenerlo saludable, sacarlo a pasear y todas las demás responsabilidades que conllevan a tener uno como parte de la familia. Sin embargo, los niños suelen disfrutar de largas caminatas con su mascota y podrían ayudar. Esta foto de un niño tratando de caminar junto a su perro es perfecta para describir su relación. Sólo esperemos que el perro no lo haya arrastrado por la diferencia de tamaño.

Besos para el perro y para el bebé

Pareciera que este bebé y su adorable cachorro fueran una sola persona al unirse en este encantador beso. Es como si ambos estuvieran aprendiendo a besar por primera vez y accidentalmente se envolvieran mutuamente. Los bebés aman dar y recibir besos y sus amigos cachorros no son diferentes a ello. Son los dos muy jóvenes y están descubriendo la vida juntos al mismo tiempo. Será divertido ver como estos dos crecen juntos y saber en que termina su aventura. Esta es la razón por la cual tener un perro es mucho mejor cuando hay un bebé alrededor.

No podríamos haber completado la lista sin una llama

Las llamas son super adorables y los niños nos hacen sonreír. Si los combinamos tendremos una fotografía encantadora que nos hará feliz. Esta niña no solo jugó con la llama sino que se unió en un tierno beso esquimal a ella. No tenemos claro si una llama sería considerada como una mascota pero luego de ver este momento teníamos que compartirlo. Si hay algo que prueba esta fotografía es que a los niños les encanta apartar unas horas de su día para descubrir nuevos e increíbles animales con quienes jugar.