Unos Pueblerinos Recorrieron Muchos Kilómetros Para Rescatar a Una Cría De Elefante

Más de la mitad de los elefantes que vagan por Asia se encuentran en la India, y son criaturas muy queridas por las personas locales. Estos animales forman parte de la religión y la cultura de la nación, por lo que intentan protegerlos en cada ocasión que se les presenta.

Fue por ello en que, en un día marcado por el destino, los pueblerinos se dedicaron a rescatar a uno de ellos al oír sonidos de preocupación que provenían del bosque más cercano. Entérate lo que sucedió entre los pueblerinos y los elefantes en esas subsiguientes 48 horas, lo cual fue verdaderamente increíble…

Los Elefantes Indios Vagan Libremente

En la India existen varios lugares rurales en donde los elefantes pueden vagar de manera libre. Como la mayoría de los animales salvajes, estos elefantes rara vez son visualizados por las personas locales, pero sí son reconocidos como criaturas majestuosas. Con el correr de los años, tanto los humanos como los elefantes han aprendido a respetar el territorio de cada uno.

An elephant feeds
Foto de CHAIDEER MAHYUDDIN/AFP via Getty Images.
Foto de CHAIDEER MAHYUDDIN/AFP via Getty Images.

Estos animales no representan una amenaza para los humanos a menos que éstos sientan que se ha cruzado cierto límite. Y en ese caso, pueden ser un verdadero peligro.

La Procesión Del Elefante Al Sur De La India

EL Río Urulanthannu está ubicado en la parte más al sur de la India y está rodeado de frondosos bosques, y uno de ellos es el hogar de una manada de elefantes. Estas criaturas marchan a lo largo de la tierra la cual es el hogar de múltiples trabajadores.

Elephants walking
Foto de MONIRUL BHUIYAN/AFP/Getty Images.
Foto de MONIRUL BHUIYAN/AFP/Getty Images.

Las personas han aprendido a respetar a los elefantes que vaguen en solitario mientras marchan por la vegetación, pero siempre significa un hecho maravilloso cuando comienza su desfile. La tierra comienza a temblar por el peso de estas criaturas masivas.

El Más Pequeño De La Manada Cayó

La procesión a través de todo el bosque es una rutina que los elefantes aparentan conocer de manera instintiva. Desafortunadamente, como sucede en la vida, pueden suceder hechos inesperados durante la marcha. Para atravesar todo el río, cada elefante tiene que primero recorrer una zona granjera.

The Smallest Of The Herd Fell
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.

Esta es una tarea común para las criaturas. Empero, el más pequeño de todo el grupo no estaba acostumbrado a cruzar el río. Y la cría se encontró en una situación pantanosa sin que nadie pudiera ayudarlo.

La Cría Se Deslizó Por Un Terraplén

Esta cría de elefante en particular era un sexto del tamaño de un elefante adulto crecido. Si bien aún era bastante grande, tenía movimientos extraños en comparación con sus contrapartes adultas. Mientras la manada estaba cruzando el terreno, la cría se tropezó y cayó en un agujero cercano al río.

slipped down the side
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.

La manada estaba aún a unos metros de aquel banco, pero el fondo del agujero estaba cubierto de lodo. La cría no se podía mover, por lo que el resto de la manada no sabía como hacer para ayudar al pequeño.

La Cría De Elefante Comenzó a Llorar

Los adultos se dieron cuenta de inmediato que la cría estaba en peligro, ya que intentaba colocarse sobre sus patas. El agujero era casi igual del tamaño del pequeño bebé elefante, por lo que al moverse provocaba que el animal se hundiera más rápido.

GettyImages-618601080
Foto de Jorge Sanz/Pacific Press/LightRocket via Getty Images.
Foto de Jorge Sanz/Pacific Press/LightRocket via Getty Images.

Para peor era la existente capa de lodo delgada en el fondo del agujero. Alzar sus patas probablemente se sentiría como intentar mover cemento húmedo. La cría comenzó a llorar de manera desesperada, pero los adultos no sabían como actuar.

Los Adultos Debían De Actuar De Alguna Manera

El resto de la manada quedó completamente impresionada mientras observaba como el miembro más joven de su familia luchaba para poder hacer pie en el lodoso agujero. Luego de unos minutos de permanecer inmóviles, los adultos sabían que tenían que hacer algo para salvar al bebé.

baby elephant
Foto de Herdyanto / Barcroft Media via Getty Images.
Foto de Herdyanto / Barcroft Media via Getty Images.

Mientras que el pequeño luchaba por su vida, los otros actuaron de la única manera que podían en la situación. Comenzaron a hacer ruidos, esperando a que alguien o algo apareciera para ayudarlos.

Nadie Fue a Su Rescate

Los quejidos de los adultos no lograron llevar ayuda a la zona, la cual no era una buena noticia para el pequeño. La cría estaba comenzando a mostrar señales de fatiga y desesperanza en el agujero. El panorama era muy complicado para los adultos de la manada.

elephants feed on grass
Foto de Sanka Vidanagama/NurPhoto via Getty Images.
Foto de Sanka Vidanagama/NurPhoto via Getty Images.

Mientras que la situación se volvía más complicada, los adultos estaban más desesperados en hacer algo para encontrar ayuda. Estaban tan estresados que comenzaron a dar pasos de ida y vuelta frente al agujero. No podían quedarse allí sin hacer nada.

Los Minutos Se Convirtieron En Horas

Los elefantes son animales inteligentes por naturaleza, por lo que sabían que al ingresar en el agujero de la cría sólo empeoraría la situación. Ellos eran demasiado grandes para caber en ese espacio en la tierra. El tiempo pasaba y los elefantes no estaban ni cerca de descifrar qué hacer para sacar a la cría del agujero.

elephant herd feeding
Foto de Sanka Vidanagama/NurPhoto via Getty Images.
Foto de Sanka Vidanagama/NurPhoto via Getty Images.

Los minutos se convirtieron en horas mientras que el miembro más pequeño de la familia rápidamente perdía energía. Perder al bebé sería devastador pero no tenían idea de qué hacer para ayudar.

Los Elefantes Entienden El Valor De La Familia

A pesar de su inteligencia natural, los elefantes son criaturas muy pasionales. Ellos tienden a viajar en manada lo cual los ayuda a sobrevivir, a pesar de que su tamaño los muestra en desventaja ante los depredadores.

playing in the water
Foto de PHILIPPE HUGUEN/AFP/Getty Images.
Foto de PHILIPPE HUGUEN/AFP/Getty Images.

Los humanos podrían aprender esa lección de los elefantes. Ellos valoran a cada miembro de la manada, desde le más grande al más juvenil. A donde sea que vayan, se aseguran que nadie quede atrás. Y si alguno está en peligro, no frenarán su accionar hasta que todo esté controlado, inclusive si eso significa arriesgar sus propias vidas.

El Lodo Comenzó a Endurecerse

Los elefantes son una familia en todo el sentido de la palabra, por lo que la cría estando atrapada obviamente los colocó en una situación desesperada. Ellos no iban a abandonar al pequeño, pero dar pasos por toda la zona no estaba ayudando.

Mud cracked and dried out
Foto de Farm Images/Universal Images Group via Getty Images.
Foto de Farm Images/Universal Images Group via Getty Images.

Los sonidos tan angustiantes que realizaban tampoco estaban contribuyendo. Y con el sol escondiéndose y el lodo endureciéndose dentro del agujero, la cría sólo contaba con poco tiempo antes de quedarse sin ninguna opción.

El Bebé Cerró Sus Ojos

Pasaron las horas y el bebé estaba por desmayarse. El calor del sol sumado al lodo endurecido sólo complicaba la situación. Parecía que estaba por darse un final horrendo en cuestión de minutos para la cría.

A secretary bird (Sagittarius serpentarius) couple is building a nest in a tree
Foto de Avalon/Universal Images Group via Getty Images.
Foto de Avalon/Universal Images Group via Getty Images.

Los elefantes adultos nunca dejaron el agujero, incluso si les significaba un dolor inmenso ver a la cría luchar, ellos no se irían a ningún lado. Fue entonces que el pequeño elefante comenzó a cerrar sus ojos. Toda la manada no podía hacer otra cosa que gritar y llorar de una manera escandalosa.

Una Idea Final

Con una última idea que salió de sus trompas, los elefantes adultos dieron señal de aviso, un sonido probablemente de los más descorazonados que jamás escucharías, y aquella es una señal muy difícil de ignorar.

chain of elephants
Reproducción de YouTube/biointeractive.
Reproducción de YouTube/biointeractive.

Cuando los elefantes están muy descontentos, producen un sonido similar al de una trompeta. Y ver a uno de sus miembros más pequeños atrapado en un agujero fue definitivamente una razón para producir aquel sonido. Por fortuna, alguien escuchó su alarido.

Ellos Provocaron El Sonido Durante El Mayor Tiempo Posible

A pesar que lo intentamos, los humanos no podemos comprender completamente el lenguaje de un animal. Pero existen algunos sonidos que puedes descifrar que están provocados por una enorme angustia. Para cualquiera que estuviese por la zona, sería obvio que la manada de elefantes estaba en problema y no podían sacar a la cría del lodo.

 A young male elephant trumpets
Foto de Cameron Spencer/Getty Images.
Foto de Cameron Spencer/Getty Images.

Su lloro en búsqueda de ayuda era muy fuerte, incluso cuando probablemente estaban agotados del calor. Eso no importaba. El miembro más pequeño de su manada los necesitaba.

Recuperaron La Voluntad De La Cría

Incluso luego de perder toda su energía, la cría de elefante pudo dar una última muestra de voluntad luego de escuchar que toda la manada lloraba por ayuda. Era su manera de demostrar todo el amor y la preocupación que tenían por el miembro más joven de la manada.

the baby's will was restored
Reproducción de Nat Geo Wild/Pinterest.
Reproducción de Nat Geo Wild/Pinterest.

Con lo poco de fuerza que le quedaba, el bebé intentó patear y trepar por una zona del agujero empantanado. Desafortunadamente, las vertientes resbalosas del agujero no le permitieron escalar de manera sencilla. En uno de los intentos, la cría volvió a caer en el profundo lodo.

Los Locales No Podían Descifrar De Qué Se Trataba El Sonido

La comunidad local estaba acostumbrada a ver elefantes realizando sonidos que provenían de una distancia lejana. Ellos no tenían ni idea de lo que sucedía o de dónde provenía. Algunos hasta pensaron que se trataba de tráfico distante, mientras que otros pensaban que era música en alto volumen de algún tipo.

Scenic mountainous view
Foto de Creative Touch Imaging Ltd./NurPhoto via Getty Images.
Foto de Creative Touch Imaging Ltd./NurPhoto via Getty Images.

Cuando el sonido continuó por un período importante de tiempo, los pueblerinos supieron que algo malo sucedía. El sonido no era como algo que hubiesen escuchado con anterioridad.

Algunos Pueblerinos Valientes Corrieron Hacia El Sonido

Algunos de los pueblerinos estaban asustados por los extraños sonidos, mientras que otros lo suficientemente valientes fueron en búsqueda de la fuente del mismo. Concluyeron en que el sonido provenía del bosque, lo cual estaba a más de 1.6 kilómetros de distancia.

Tea plants seen growing along the hills of the Lockhart Tea Estate in India.
Foto de Creative Touch Imaging Ltd./NurPhoto via Getty Images.
Foto de Creative Touch Imaging Ltd./NurPhoto via Getty Images.

Ellos comenzaron a caminar en dirección a los árboles. El sonido no se frenó, sino que creció y creció mientras caminaban. Comenzaron a adivinar qué es lo que causaba semejante alarido. Ellos tenían que ser muy cuidadosos.

Los Locales Llegaron Al Río

Mientras que los pueblerinos alcanzaron el río, se dieron cuenta de que el sonido no iba a frenarse. Al estar tan cerca, el sonido era demasiado para poder ser soportado por el oído humano, pero eso no los hizo retornar.

Tea plants growing along the hills of a tea estate
Foto de Creative Touch Imaging Ltd./NurPhoto via Getty Images.
Foto de Creative Touch Imaging Ltd./NurPhoto via Getty Images.

Fue entonces que comenzaron a pensar que los elefantes eran quienes estaban realizando dicho alarido, pero no entendían la razón de hacerlo. Era muy inusual por parte de las criaturas. Fue entonces que pensaron en que los elefantes se habían encontrado con un depredador felino.

Los Pueblerinos Debían Acercarse Pero También Mantenerse a Salvo

Los pueblerinos estaban al tanto de que un depredador felino podría causar mucho daño a los humanos, y aún así continuaron caminando hacia los elefantes que lloraban. No podían dejarlos de aquella manera cuando estaba claro que algo negativo sucedía con la manada. La curiosidad superó la sensación del miedo.

Commuters watch a wild elephant crossing a highway
Foto de Anuwar Hazarika/Barcroft Media via Getty Images / Barcroft Media via Getty Images.
Foto de Anuwar Hazarika/Barcroft Media via Getty Images / Barcroft Media via Getty Images.

Cada vez más y más pueblerinos de la comunidad local vagaron por los bosques, los valientes se acercaban a los elefantes. Ellos no eran predadores con dientes afilados y garras, pero una estampida salvaje de elefantes era una situación muy peligrosa.

La Ayuda Estaba En Camino

En un día común y corriente, los pueblerinos sabían que no debían acercarse a animales salvajes. No porque los elefantes sean naturalmente agresivos, sino porque son criaturas muy territoriales que no dudarían en caso de defender ante los humanos si se sintieran agredidos o por la seguridad de su manada.

Forest elephants
Foto de AMAURY HAUCHARD/AFP/Getty Images.
Foto de AMAURY HAUCHARD/AFP/Getty Images.

Pero aquel día no se trataba de uno ordinario, y cuando los elefantes observaron a los humanos acercarse, no se mostraron a la defensiva, todo lo contrario. Existió una luz de esperanza en sus ojos.

Los Humanos También Estaban Perdidos

A pesar de ser más inteligentes y contar con más herramientas a su disposición que los elefantes, los pueblerinos también no supieron como actuar. Durante unos minutos, simplemente observaron al elefante atrapado en el agujero.

baby-elephant-rescue
Reproducción de Pinterest/Louis Dration Overstreet.
Reproducción de Pinterest/Louis Dration Overstreet.

Sabían que no podían alzar a una cría de elefante con sus propias manos. Sería demasiado complicado, y porque la cría de elefante al menos pesaría unos 182 kg. Sabiendo que la cría no podía ser abandonada, los pueblerinos decidieron llamar a las autoridades. Quizás ellos tenían alguna especie de rescate de animales.

El Sol Comenzó a Caer y El Bebé Aún Estaba Atrapado

Mientras esperaban por las autoridades en la zona, algunos de los locales viajaron a la ciudad para preguntarle a otros por ayuda. El sol comenzaba a ponerse, y la cría de elefante había frenado su movimiento. Simplemente yacía en el fondo del agujero, casi como si esperara su final.

the baby was still trapped
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.

Ya se hacía de noche, pero tanto los elefantes como algunos de los pueblerinos decidieron esperar a que arribara la ayuda. La cría de elefante necesitaba aferrarse a alguien con el equipamiento adecuado.

Finalmente, Aparecieron Algunos Coches

Los pueblerinos se mostraron alegres al observar las luces de los coches a la distancia. ¡La ayuda había llegado! Incluso la manada parecía saber que había llegado más ayuda. Luego de lo que pareció una eternidad, el equipo de rescate arribó a donde yacía el extraño grupo de animales y personas.

a beam of light
Foto de MANAN VATSYAYANA/AFP/Getty Images.
Foto de MANAN VATSYAYANA/AFP/Getty Images.

Conscientes de que habían llegado más humanos, los elefantes se mostraron agitados pero nunca evidenciaron agresión ante los humanos. Parecía existir un entendimiento mutuo entre todas las personas involucradas. Ambas partes querían asegurarse de que la cría quedara libre.

Los Oficiales Del Bosque y La Vida Silvestre No Eran Suficientes

El equipo de rescate que arribó al lugar le comentó a los locales que eran los Oficiales Del Bosque y de la Vida Silvestre y que debían estar en el lugar para entender cuál era el mejor acercamiento para la situación. Eso significó que tanto los pueblerinos como los elefantes debían quitarse del lugar.

Machinery
Foto de Mimi Saputra/SOPA Images/LightRocket via Getty Images.
Foto de Mimi Saputra/SOPA Images/LightRocket via Getty Images.

Los oficiales se dieron cuenta de que la situación no era tan sencilla como lo imaginaban de ante mano. Debían retornar a la ciudad, hacerse de un equipo más grande y de ayuda de más personas. No parecía ser que la situación se solventara durante el día.

Los Pueblerinos Decidieron Pasar La Noche Con Los Elefantes

La situación en el bosque no era la normal para las autoridades, por lo que los oficiales necesitaron apurarse para organizarse mientras estaban en la ciudad. La cría de elefantes y la manada una vez más, debían de esperar.

sunset
Foto de Patrick Pleul/picture alliance via Getty Images.
Foto de Patrick Pleul/picture alliance via Getty Images.

A medida que cayó la noche, los pueblerinos y algunos de los oficiales se mantuvieron con la manada. Si esas criaturas salvajes podían esperar, también los humanos. Parecía mucho tiempo, pero el sol nuevamente volvió a salir.

Escucharon Coches Que Pasaban Por Las Calles

Ya muy exhaustos por haber pasado la noche en el bosque, los locales y los oficiales no podían estar más emocionados al escuchar unos ruidos de coches distintivos a la distancia. Los oficiales de la vida salvaje que habían retornado a la ciudad, volvían a escena con un equipo de rescate más grande y hasta una excavadora gigante.

Indian policemen
Foto de DESHAKALYAN CHOWDHURY/AFP via Getty Images.
Foto de DESHAKALYAN CHOWDHURY/AFP via Getty Images.

A pesar de que sabían que contaban con las herramientas para quitar al elefante del agujero, los oficiales aún necesitaban acertar la mejor manera de hacerlo. Ellos no querían llevar más riesgo a la vida de la cría.

Los Oficiales Comenzaron Su Trabajo

Ya eran las siete de la mañana cuando los oficiales finalmente comenzaron a trabajar en la misión de rescate. La cría de elefante había estado durante más de un día en el agujero. Por las acciones de la manada, todo lo que querían era que el bebé elefante se alzara y esté a salvo lo más rápido posible.

excavation begins
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.

Con la angustia pura que se sentía, el equipo de rescate estaba más determinado que nunca para que la cría de elefante saliera del agujero con vida.

La Comunidad Cercana Estaba Muy Curiosa

Con la artillería pesada en la zona y muchas figuras de las autoridades en su patio trasero, cada vez más y más pueblerinos curiosos se acercaban para observar qué es lo que sucedía en el bosque. Empero, la situación era muy delicada, y los oficiales debieron restringir el paso de las personas para que no se acercaran tanto.

excavator
Foto de Nitin Kanotra/Hindustan Times via Getty Images.
Foto de Nitin Kanotra/Hindustan Times via Getty Images.

Debido al peso de la cría de elefante, el equipamiento debía de utilizarse de manera cuidadosa y deliberada. No había mucho tiempo para actuar, por lo que la misión debía desarrollarse de inmediato.

Los Oficiales Tuvieron Una Idea

El equipo de rescate decidió utilizar una excavadora para ampliar aún más el agujero, remover parte del lodo y la suciedad que rodeaba a la cría. Desafortunadamente, el lodo había atrapado de mal manera al animal, por lo que debieron de ser cuidadosos.

rampway
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.

La cuestión fue que, incluso si el elefante comenzaba a moverse, no podría ser alzado del agujero. Por ende, los oficiales excavaron un pasaje para que la criatura pudiera caminar. El trabajo se desarrolló durante horas.

Se Trataba De Un Trabajo De Mucha Paciencia

Debido a que había mucho lodo y suciedad alrededor del agujero, al crear el pasaje más pequeño podría generar que el elefante pudiera caminar o a la vez complicar aún más lo planeado. Los oficiales debían de ser cuidadosos con el lodo que removían para que éste no cayera nuevamente en el agujero.

galoshes
Foto de ANDY BUCHANAN/AFP via Getty Images.
Foto de ANDY BUCHANAN/AFP via Getty Images.

Ya por entonces, no tenían un segundo plan. Por ello, en lugar de remover gran parte de la suciedad, estaban lentamente deliberando el proceso de acción.

Los Pueblerinos Ayudaron a Los Oficiales

Al ver que los oficiales podían agrandar el agujero lo suficiente para que la cría de elefante pudiera moverse, los pueblerinos decidieron saltar al agujero y ayudar. Algunos de los hombres locales se ofrecieron como voluntarios para marcar el área en el que la excavadora debía hacer su trabajo. La misión de rescate se convirtió de un momento a otro en un proyecto comunitario.

locals help
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.

La cría de elefante debía de haber sabido que estaba por sobrevivir a la situación, y volvió a luchar por su vida una vez más. Con su apoyo, la manada comenzó nuevamente a moverse de un lugar a otro alrededor del hueco.

La Excavadora Logró Hacer La Diferencia

Los pueblerinos esperaban que el estruendoso ruido de la excavadora generara que los elefantes se ahuyentaran. Pero no, luego de todo ese tiempo, la manada aún estaba presente. La mirada de todos ellos esperando a que los humanos rescataran a uno de los suyos fue conmovedor.

bulldozer
Foto de Jean-Francois Cardella/Construction Photography/Avalon/Getty Images.
Foto de Jean-Francois Cardella/Construction Photography/Avalon/Getty Images.

La excavadora fue el elemento final de la salvación. Sin aquella máquina, los pueblerinos se hubieran cansado rápidamente, quitando el lodo y la tierra con sus manos y las palas. A pesar del proceso que llevaba mucho tiempo, no querían cometer ningún error.

Un Problema Inesperado Con La Máquina

Estaban tan cerca de lograrlo, y todos habían trabajado en las tareas que se les había encomendado. Fue entonces que algo los hizo frenar. El alarmante sonido de la excavadora cesó. Algo malo ocurría con la máquina.

Preparing ground works
Foto de Damian Gillie/Construction Photography/Avalon/Getty Images.
Foto de Damian Gillie/Construction Photography/Avalon/Getty Images.

El operador de la gran maquinaria intentó re-comenzar el motor, pero no encontró solución. Era una pesadilla. ¿Qué es lo que sucedía? ¿Qué podrían hacer sin la gran maquinaria que excavaba el paso para la cría de elefante? Por fortuna, uno de los pueblerinos que sabía de mecánica puso manos a la obra.

Los Locales Al Rescate

Los oficiales llegaron a la conclusión de que el motor de la excavadora se había sobrecalentado. Había humo que salía del antiguo modelo. Luego de horas de excavación, la maquinaria finalmente se había dado por vencida. Por fortuna, no sintieron lo mismo los pueblerinos.

old toolbox
Foto de David Potter/Construction Photography/Avalon/Getty Images.
Foto de David Potter/Construction Photography/Avalon/Getty Images.

Algunos de los hombres que estaban siendo voluntarios tenían conocimiento en reparación de motores. Ellos ofrecieron su asistencia para arreglar la antigua maquinaria. Todos sabían que el tiempo era un factor fundamental, por lo que de inmediato se pusieron a trabajar en el motor.

Finalmente Lograron Que El Motor Volviera a Funcionar

Luego de algunos minutos, los locales finalmente pudieron arreglar la excavadora. De in momento a otro, la misión de rescate volvía a ponerse en marcha. Los rescatistas pudieron descansar unos minutos durante el tiempo que tomó arreglar la maquinaria, por lo que volvían a tener fuerzas para reanudar el trabajo.

Trail in the forest
Foto de DeAgostini/Getty Images.
Foto de DeAgostini/Getty Images.

Aún había mucho lodo que sacer para poder crear un pasaje para que la cría de elefante saliera. Con el motor temporalmente arreglado, el operador debía ser extremadamente cuidadoso.

No Se Debía Perder Tiempo

Al plan original de cavar un pasaje estaba tomando mucho tiempo, pero su objetivo era empujar al elefante a terreno sólido. Desafortunadamente, el pequeño elefante había perdido todas sus energías al estar atrapado en un agujero durante tanto tiempo.

trumpet call
Foto de Hoberman Collection/Universal Images Group via Getty Images.
Foto de Hoberman Collection/Universal Images Group via Getty Images.

En adición, todos debían estar atentos a los elefantes adultos que los rodeaban. Ellos no pensaban que una misión de rescate iba a tomar tanto tiempo y los elefantes estaban deseando de que todo acabara. Y nuevamente fue que los animales comenzaron a llorar.

La Misión Acabó Siendo Un Éxito

En primer lugar, la misión parecía ser sencilla. Sólo había un puñado de personas dispuestas a ayudar y tenían a la excavadora para generar el pasaje en la tierra. Pero nunca pensaron que les iba a tomar más de un día ya que la maquinaria humana se sobrecalentó. Pero finalmente, la misión llegó a su fin a la tarde posterior.

rescued
Foto de Anuwar Ali Hazarika / Barcroft I via Getty Images.
Foto de Anuwar Ali Hazarika / Barcroft I via Getty Images.

Tras lo que pareció mucho tiempo, los rescatistas pudieron crear el espacio suficiente para que la cría de elefante caminara. Todos, con la manda incluida, observó como el pequeño luchó para ponerse de pie.

La Cría Retornó a La Manada

Los pueblerinos no estaban acostumbrados a estar tan cerca de los animales salvajes, pero en ese momento, a nadie parecía importarle. Todos prestaron atención a la cría de elefante mientras lentamente se dirigía al resto de la manada. Los padres del pequeño miembro se acercaron para demostrar su afecto.

herd
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.

Fue un hecho hermoso de presenciar. Mientras los rescatistas alentaban, la manada demostró su gratitud al llorar al unísono. Sólo que esta vez, se trató de una muestra de felicidad.

Los Pueblerinos Aprendieron Que Los Animales También Experimentan Los Sentimientos

Los locales pudieron ver como los miembros más antiguos de la manda se colocaban en círculo alrededor de la cría. En ese momento, los rescatistas se dieron cuenta que los animales experimentan muchas emociones en su vida. Como si ellos hubieran logrado atravesar el río, y los más adultos de la manada se aseguraban de que no hubiera otro accidente.

emotions
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.
Reproducción de Nat Geo Wild/Youtube.

Los elefantes más grandes fueron pacientes y guiaron al pequeño miembro por el río de manera exitosa hasta llegar al otro lado sin más accidentes.

La Cría De Elefante Estaba Feliz

Luego de estar atrapada en un agujero con lodo, era evidente que la cría de elefante estaba feliz de estar libre. La manada estaba alegre también, y todos podían observar el amor y la devoción que tenían entre ellos.

overjoyed
Foto de Hoberman Collection/Universal Images Group via Getty Images.
Foto de Hoberman Collection/Universal Images Group via Getty Images.

A pesar de que su misión ya había sido completada, los pueblerinos no abandonaron la zona de inmediato. Estaban en presencia de un acto verdaderamente asombroso: Una manada pasional de elefantes salvajes que se preocupaban los unos de otros con abrazos como si fueran el animal más vulnerable del mundo, y no enormes criaturas.

Los Elefantes Demostraron Su Aprecio

Luego del rescate, todos pensaron que los elefantes continuarían con su camino. Lo que sucedió a continuación colocó a los pueblerinos y a los oficiales en una situación de quedarse sin palabras. Una vez que atravesaron el rio, cada uno de los elefantes volvió su mirada hacia el grupo de humanos por última vez, como si agradecieran la ayuda para rescatar a su miembro más pequeño.

gratitude
Foto de Avalon/Universal Images Group via Getty Images.
Foto de Avalon/Universal Images Group via Getty Images.

Fue entonces que cada una de las criaturas alzó sus trompas en forma de saludo, y lanzaron un sonido de trompeta. El sonido era uno de felicidad y el saludo fue bien extraño de observar. Fue un hecho que ninguno de ellos olvidará en su vida.